Lunes, 15 de Marzo de 2010

Las aerolíneas atisban el despegue de la recuperación

Las principales compañías españolas detectan un aumento del tráfico en enero y febrero

SUSANA R. ARENES ·15/03/2010 - 08:25h

El conjunto del sector internacional de líneas aéreas cerró en 2009 el peor año de su historia, tras perder 6.500 millones de euros. - bloomberg

La cautela manda, pero, tras un annus horribilis como ha sido 2009, algunas aerolíneas españolas se atreven, oficial o extraoficialmente, a augurar que el año en curso presenta mejores perspectivas. No es un pálpito: el número de pasajeros ha aumentado, en general, durante enero y en febrero, antes de que comiencen los meses fuertes de la temporada.

En enero, un mes difícil para la actividad turística, "se ha observado una recuperación de la demanda de pasajeros, pero no sabemos si los ingresos se van a recuperar al mismo ritmo", dijo el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, en la reciente presentación de resultados de la compañía, que exhibió las mayores pérdidas de su historia el año pasado, de 273 millones.

Sin embargo, de puertas adentro, Vázquez se mostró algo más optimista. Según fuentes del grupo, en la última reunión del consejo de administración señaló que febrero estaba yendo bastante bien para la empresa, que negocia su fusión con British Airways para esquivar el bache.

Air Europa, por su parte, prefiere mostrarse prudente. Y Spanair, ahora en manos de empresarios catalanes y también en pérdidas, asegura que ha subido un 10% el número de pasajeros en enero. Fuentes del sector apuntan que las ventas de las aerolínes pueden crecer en torno al 10% este año.

No obstante, la evolución de los pasajeros en los aeropuertos españoles aconseja precaución en los pronósticos, ya que en febrero encadenaron su tercer alza mensual al crecer un 1,3%, hasta 11,8 millones. Pero esta subida fue menor que la de enero (un 3%), de acuerdo con los datos de Aena. Aunque esta estadística no vale a efectos de ingresos de las aerolíneas, ya que cuenta dos veces el mismo pasajero que despega y aterriza en aeródromos nacio-nales, explican en el sector.

En el plano internacional, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata) da aliento económico al estimar que la demanda de pasajeros crecerá un 3% en Europa y un 2% en América del Norte.

Lo mejor que les puede pasar ahora a las compañías españolas tradicionales es que sus rivales europeas vislumbren una mejora, al hilo de la recuperación de sus economías (a la española aún le quedan meses para ello). Y esto es lo que está ocurriendo. Una buena noticia para el sector turístico español porque si los europeos comienzan a viajar más, esto se traducirá también en más llegadas de pasajeros a España.

De momento, la alemana Lufthansa prevé ya una leve recuperación de sus ingresos anuales. Mientras, Air France- KLM vio en febrero un alza en los ingresos por kilómetro por asiento (una ratio del sector), aunque el tráfico bajó un 2% por el temporal y la huelga de controladores franceses. En Reino Unido, el paro del personal de cabina de British Airways por la congelación de sueldos convocado para siete días este mes alarma al Gobierno británico, que ayer dijo que "supone una amenaza para la existencia" de la aerolínea.

Con las mismas armas

"La ocupación sube, pero los ingresos, no, porque todos llenamos los aviones a golpe de oferta", apuntan en una aerolínea española.

La encarnizada competencia de las compañías de bajo coste y del AVE ha obligado a Iberia, Air Europa y Spanair a replantearse luchar con las mismas armas. Por eso y por sus pérdidas, Iberia ha adelantado a noviembre el lanzamiento de su nueva filial de precios más bajos que, asegura, no será una low cost (ya tiene el 45% de Vueling).

Air Europa, por su parte, apuesta por aumentar la oferta y, tras inaugurar vuelos a Lima, lo hará a Miami esta semana. En la misma línea va Spanair, que hará una política de ofertas puntuales para promocionar nuevos destinos como Estambul, Tel Aviv o Venecia, principalmente desde Barcelona.