Lunes, 15 de Marzo de 2010

"Tuvimos que ayudarle a encender la pantalla"

 

 

·15/03/2010 - 08:00h

La única aportación tecnológica que Alejandro (16 años) ha recibido en su clase de Bachillerato fue una pantalla con la que el profesor de Inglés realiza ejercicios. "Cuando la instalaron, no sabía ni encenderla, le tuvimos que ayudar diciéndole qué botón apretar", cuenta. Está convencido de que sus profesores no están en absoluto preparados para introducir las TIC en la enseñanza. "Para nada. No tienen ni idea, ni idea de nada. Siempre se confunden con los correos electrónicos y, si les comentas cualquier cosa sobre una web, ponen cara de no enterarse", relata divertido al recordar situaciones cómicas que se dan en clase. "Es que tienen problemas hasta para cerrar las ventanas o para encontrar páginas", asegura.

Sin embargo, le gustaría que la situación cambiara, ya que está seguro de que las clases 2.0 serían "más amenas" y los profesores "lo tendrían más fácil para enseñar".

Alejandro tiene móvil desde hace casi cinco años. Fue un regalo que sus padres no vieron con buenos ojos: "Me decían que me iba a enganchar y cosas así". Tiene 480 amigos en Tuenti, su red social favorita y del 90% de los chavales de su edad en España. No cree que sus profesores, que son "más bien mayores", tengan perfil en la Red.

Noticias Relacionadas