Domingo, 14 de Marzo de 2010

Sentencia histórica a favor del P2P

Un juez de Barcelona absuelve al dueño de una página de enlaces en el primer juicio celebrado en España. La sentencia afirma que el sistema de enlaces que se usa en estos sitios web constituye la base misma de Internet

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·14/03/2010 - 20:46h

Un juez de Barcelona ha absuelto al dueño de una página de enlaces a archivos de Internet, en una sentencia conocida ayer que hará historia por, al menos, tres razones. Se trata del primer juicio que se celebra en España contra uno de estos sitios web. Su resultado supone además un duro golpe para la SGAE, la entidad demandante, que lleva años luchando por tratar de cerrar este tipo de webs. Por último, la decisión se produce justo cuando el Gobierno está a punto de mandar al Congreso un proyecto de ley por el que quiere poner en manos de una autoridad administrativa y, no de los jueces, el futuro de estas páginas.

El magistrado titular del Juzgado Mercantil número 7 de Barcelona, Raúl García Orejudo, ha desestimado la demanda de la SGAE contra Jesús Guerra como responsable de infringir la propiedad intelectual de sus representados con su página web www.elrincondejesus.com. En concreto, lo acusaban de llevar a cabo, de forma ilegítima, “la comunicación pública y la reproducción de obras musicales del repertorio gestionado por SGAE”, se puede leer en la sentencia. Y pedían su cierre, además de una indemnización por daños y perjuicios.

Pero el juez ha desestimado los argumentos de la SGAE. “Se puede tener como acreditado que en la página web no se almacena ninguno de los archivos”, dice. También recoge que Guerra no obtiene dinero alguno de esos enlaces. La frase siguiente es demoledora para los que buscan criminalizar el P2P: “El sistema de enlaces o links que se ha descrito (...) no supone ni distribución, ni reproducción, ni comunicación pública”.

“Ha quedado claro que con la ley actual no se puede perseguir la copia digital”

Para Carlos Sánchez Almeida, el abogado de Jesús Guerra, “ha quedado claro que con la ley actual no se puede perseguir la copia digital”. Según este letrado, hay que echar abajo el modelo actual y edificar de nuevo la propiedad intelectual. Sánchez Almeida considera que un buen punto de partida sería este auto. Por su parte, desde la SGAE, que no suele comentar las sentencias, se insiste en que esa página infringía algunos puntos de la Ley de Propiedad Intelectual. “Estamos estudiando presentar un recurso contra el auto”, asegura un portavoz de la sociedad gestora.

Almeida y su colega Javier Maestre se hicieron cargo de la defensa de Jesús Guerra, dueño de un restaurante en Caldes de Montbui (Barcelona). Guerra, en sus ratos libres y como un entretenimiento, mantenía la página demandada. En ella, ponía enlaces a películas que iba encontrando por Internet. También tenía dos a canciones, los que precisamente hicieron que la SGAE fuera a por él.

En un primer momento, recibió una carta de Industria abriéndole un expediente porque en su web no aparecían sus datos de contacto, como exige la legislación a todos los que ofrecen algún servicio en Internet.

La SGAE, que fue la que puso en conocimiento de Industria esta irregularidad, obtuvo así los datos necesarios para poder demandar a Guerra por la vía civil en mayo pasado.
Pero, en julio, la sociedad gestora ya sufrió su primer varapalo. El Juzgado de lo Mercantil nº 7 de Barcelona rechazó la petición de los autores de que cerrara la página como medida cautelar. Eso sí, decidió proseguir con el juicio. Su vista oral fue el pasado 21 de enero. Por primera vez , los abogados defensores del P2P y los de la industria cultural exponían sus argumentos ante un juez.

La SGAE fue la que puso en conocimiento de Industria esta irregularidad

Hasta entonces, de los 38 casos abiertos en España contra páginas de enlaces P2P, la mayoría habían sido archivados por los jueces sin llegar a abrir juicio oral. En la práctica totalidad, los argumentos eran los mismos: la página no alberga los archivos y no genera beneficios al dueño. Aunque la mayoría de los sobreseimientos han sido recurridos por la industria cultural, hubo un caso, el de la web Sharemula, en el que la Audiencia de Madrid confirmó el archivo en 2008. También hay una condena, pero es de conformidad; es decir, un acuerdo entre las partes y aprobado por el juez, sin llegar a celebrar juicio.

Sentencia esperada

Desde la industria cultural confiesan que se esperaban esta sentencia. “Precisamente porque era esto posible es por lo que se está cambiando la ley”, dice el director de la Coalición de Autores e Industrias de Contenidos, Joan Navarro. Para Navarro, la situación actual deja mucho margen de interpretación a los jueces. “Sentencias así eran esperables y es lo que queríamos evitar”, añade.

“Sin embargo, con la nueva ley, estas actividades serán ilícitas”

La coalición, creada en 2008, estuvo negociando con las operadoras desde entonces y hasta el verano pasado para conseguir una forma rápida de cerrar este tipo de páginas. Con el fracaso de las negociaciones, la coalición miró al Gobierno, que en diciembre pasado y dentro del anteproyecto de Ley de Economía Sostenible (LES) incluyó una disposición por la que se crea una autoridad administrativa que será la que decida si se cierran un sitio de enlaces.

“Sin embargo, con la nueva ley, estas actividades serán ilícitas”, dice Navarro. Para él, hay una tendencia para que los jueces no sean los que tienen que cerrar las páginas “y que sea el Gobierno el que lo haga”. Como el caso de Jesús, hay una treintena en los juzgados. Puede darse la circunstancia de que mientras el Congreso tramita la ley que permite el cierre administrativo de las páginas de enlaces, los jueces las mantengan abiertas.

Para Sánchez Almeida, sin embargo, ésta y otras sentencias dejan claro que hay que retirar de la LES la disposición que habilita a la Administración a cerrar webs. “Si no lo hacen, sería casi como una provocación al Poder Judicial”, asegura. El problema de fondo para este abogado y destacado activista de las libertades civiles es que “todo el derecho de propiedad intelectual giraba en torno a las copias físicas e Internet ha acabado con eso”. 

Un varapalo judicial para la industria

¿Por qué la SGAE está en contra de las webs P2P?
La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) lleva años luchando contra las redes de intercambio de archivos P2P. Según sus argumentos, este tipo de páginas infringen la Ley de Propiedad Intelectual, porque permiten a los internautas descargarse de forma gratuita contenidos de obras que pretenden al repertorio de la SGAE.

¿Es la primera vez que la industria cultural demanda a una web P2P?
No. La industria cultural ha demandado a cerca de 40 páginas web que albergaban enlaces a redes P2P. Sin embargo, en casi todos los casos, el juez ha archivados las denuncias o las ha sobreseído, al considerar que no había indicios de delito.

¿Por qué la mayoría de las denuncias son archivadas?
El Código Penal establece como requisito para que se pueda hablar de delito contra la propiedad intelectual la comunicación pública de la obra y el ánimo de lucro.

¿Por qué es novedosa la sentencia hecha pública hoy?
La denuncia de la SGAE contra el hostelero Jesús Guerra fue la primera que llegó a juicio. En la vista oral, que se celebró el pasado 21 de enero, el juez autor de la sentencia hecha pública hoy pudo escuchar los argumentos de las dos partes, algo que no había llegado a suceder nunca en España.

¿Ha habido alguna sentencia en firme sobre las páginas P2P?
Sí. Cuando un juez sobreseyó en 2007 la denuncia de la SGAE y cerca de 20 productoras contra la web Sharemula, que facilitaba enlaces a redes P2P, los demandantes recurrieron la decisión. Pero en septiembre de 2008 la Audiencia Provincial de Madrid confirmó el sobreseimiento. El caso se convirtió en la primera sentencia en firme en este campo.