Domingo, 14 de Marzo de 2010

Juan Pablo sostiene al Sporting

El meta del equipo asturiano evita la victoria del Athletic (0-0)

ÁNGEL GARCÍA ·14/03/2010 - 00:10h

Rivera y Llorente.

Extrañó el empate en un partido sólo maduro cuando se conquistaban las áreas. Con un desdén enorme atrás que ofrecía una subordinación al error tremenda, sorprendió la orfandad de gol.

¿Las defensas? Tiernas, minúsculas, sin entidad. Menos mal que los estiletes no afilaron su presencia. Y cuando lo hicieron, apareció Juan Pablo, un tipo cuya discreción le evita los focos. Firmó el meta leonés un papel egregio.

Su pose en el penalti detenido ante Gabilondo fue un retrato a la resistencia, a la guardia celosa ante sus usuales valedores, unos zagueros ayer desmaquillados. El resto dejó un resumen aseado, sin borrones.

Con instinto de balón y pureza cerca del área de un Athletic más incisivo, merecedor de más premio. Pusieron los vascos el jabón y los locales la espuma. El guión no tuvo máscaras pero el disfraz de los de Caparrós ajustó mejor. Lástima haberse encontrado con un Juan Pablo gigantesco.