Sábado, 13 de Marzo de 2010

Beitia: "La plata era mi medalla"

EFE ·13/03/2010 - 17:04h

EFE - Ruth Beitia dio a España la primera medalla en los Mundiales en pista cubierta de Doha al colgarse la de plata con un salto de 1,98 cuando ya solo queda en competición la gran favorita, la croata Blanka Vlasic, que domina la final de altura con 2,00. EFE/Archivo

Ruth Beitia, subcampeona mundial de altura en pista cubierta, declaró a EFE que la de plata era su medalla, "por la que tenía que luchar por marca", admitió que ha sido el mayor éxito de su larga carrera y volvió a señalar los Juegos Olímpicos de Londres 2010 como su última competición.

"Estoy súper feliz y mi entrenador también. Es el mayor éxito de mi carrera. Subcampeona del mundo, ¡del mundo!. Además porque no me encontraba yo como otras veces, que me veo más suelta, pero lo he sacado adelante que era lo importante", comentó una eufórica Ruth Beitia, que ya ha sido dos veces subcampeona de Europa, también en sala.

Justificó el fallo en dos metros, altura que ya ha saltado este año, por el ajetreo del campeonato. "Se me vuelven a resistir esos dos metros en una gran competición. Ha sido un campeonato muy denso. Hemos llegado, hemos saltado y al día siguiente la final y ya", dijo.

"Ha sido un concurso muy raro. En el orden de salto iba primera, como en Berlín. Tengo la mala suerte de que me toque ser la primera, pero ya está. Hemos conseguido la plata, que yo creo que era mi medalla, por la que tenía que luchar, por marca. Vlasic y yo nos hemos abrazado y hemos dado la vuelta de honor las tres, que me ha hecho mucha ilusión", añadió la española.

"La calificación fue dura", recordó. "Vinimos anteayer y me tuve que levantar a las tres de la mañana, hora española. Creo que eso nos ha pasado factura a todas".

Beitia se despidió de Vlasic hasta los Europeos de Barcelona, en julio próximo: "Alguna vez tendré que ganarle. Ya lo hice en los Europeos en sala de Turín, pero hay que hacerlo con honores, que sea yo la primera".

Sobre sus planes de futuro, insistió en Londres como horizonte máximo: "Una retirada a tiempo en Londres, pero sólo si llego como hasta ahora, con opciones de hacer un buen resultado. El día que el cuerpo me diga que se acabó, se acabó".