Sábado, 13 de Marzo de 2010

Multitudinaria despedida a Miguel Delibes

Miles de personas acompañaron hasta la Catedral de Valladolid entre muestras de cariño a la comitiva fúnebre con los restos del escritor vallisoletano.

AGENCIAS ·13/03/2010 - 12:44h

El coche fúnebre se dirige a la Catedral de Valladolid.- REUTERS/Ricardo Ordonez

El escritor Miguel Delibes, fallecido ayer a los 89 años, habita ya en el selecto lugar de los escogidos después del funeral oficiado este mediodía en la catedral de Valladlid, su posterior incineración y el depósito de las cenizas en el Panteón de Ilustres de la ciudad.

Miles de personas acompañaron hasta la Catedral de Valladolid entre muestras de cariño a la comitiva fúnebre con los restos del escritor vallisoletano Miguel Delibes, fallecido ayer en su casa tras una larga enfermedad.

En torno a las 12.05 horas, los nietos del escritor portaron el féretro hasta el coche que encabezaría la comitiva entre aplausos de las miles de personas que quisieron acompañar a Miguel Delibes en su último adiós.

El autor de 'Los santos inocentes' falleció en la madrugada de ayer rodeado de sus hijos y nietos tras una larga enfermedad que le había apartado de la escritura . Durante las diez horas que ayer estuvo abierta la capilla ardiente con los restos mortales, el Ayuntamiento de Valladolid fue un continuo desfilar de unos 18.000 de ciudadanos de todas las edades que quisieron despedir a este ilustre vecino y dejar constancia de su presencia con mensajes y sentimientos que quedaron plasmados en seis libros de firmas.

Emotivo funeral

El novelista y académico se ha llevado hoy al territorio de los inmortales el enésimo galardón de su dilatada y laureada carrera literaria: el del unánime reconocimiento social, institucional y popular recogido a lo largo del último día y medio, y lacrado esta mañana con un emotivo y masivo funeral.

"No sólo Valladolid tiene en él a su novelista más emblemático, sino España entera"

La herreriana catedral de Santa María, de trazo austero pero de sólida factura como la prosa de Delibes, ha albergado el último tributo a quien "nos enseñó a mirar", como reza la dedicatoria de una de las centenares de coronas de flores a él dedicadas y firmada por "Pacífico Pérez", protagonista de "La guerra de nuestros antepasados".

"No sólo Valladolid tiene en él a su novelista más emblemático, sino España entera y también la amplia comunidad de hispanohablantes", ha reflexionado durante su homilía el administrador diocesano de Valladolid, Félix López Zarzuelo, delante de los siete hijos del escritor.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, expresó hoy en nombre del Gobierno y de muchos ciudadanos españoles las condolencias, afecto y solidaridad a la familia de Delibes. De la Vega visitó la capilla ardiente del escritor, situada en el Ayuntamiento de Valladolid, acompañada por la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, y por el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, poco antes del traslado del fénetro a la Catedral vallisoletana.

"En nombre del Gobierno y de muchos ciudadanos de España queremos mostrar nuestras condolencias, afecto y solidaridad en estos momentos de dolor y de perdida", añadió.

20.000 personas le dieron su adiós

Centenares de personas aguardaban en el atrio y en calles adyacentes al ataúd con los restos mortales del escritor para darle un último saludo. Entre ayer y hoy unas 20.000 personas mostraron sus respetos a Delibes en la capilla ardiente instalada en la Casa Consistorial y desde donde, este mediodía, ha partido el cortejo fúnebre en medio de un impresionante fervor popular.

"El horizonte, la perdiz roja, los campos dorados de Castilla... tu universo... Sigue Miguel"

Más de una docena de libros de adhesiones, expuestos en el velatorio, han reunido gavillas de comentarios, elogios y agradecimentos con la sencillez de la inspiración, el calor de lo espontáneo y el candor de lo popular. "Aunque te vayas, sigue escribiendo", le ha pedido una niña a través de un deseo que encierra una precisa definición de la inmortalidad que ya habita Miguel Delibes

Actores como María Fernanda D'Ocon (Desi en la versión teatral de "La hoja Roja") y Juan Antonio Quintana; escritores como Gustavo Martín Garzo y el académico José Antonio Pascual, además de amigos íntimos como el etnógrafo Joaquín Díaz, han despedido al novelista junto a un nutrido elenco de representantes institucionales.

"El horizonte, la paloma, la perdiz roja, los campos dorados de Castilla... tu universo... SIGUE MIGUEL", reza a modo de epitafio otra de las dedicatorias contenidas en el anónimo libro de adhesiones ya cerrado

Noticias Relacionadas