Sábado, 13 de Marzo de 2010

El escándalo por maquillar las cuentas de Lehman salpica a la City londinense

EFE ·13/03/2010 - 11:24h

EFE - En la imagen, fachada de la sede del banco inversor estadounidense Lehman Brothers en Nueva York (NY, EEUU). EFE/Archivo

El escándalo generado por el informe que asegura que los responsables del banco de inversiones estadounidense Lehman Brothers maquillaron las cuentas antes de la declaración de bancarrota en 2008 ha salpicado a la City de Londres, donde varias firmas pueden afrontar procesos legales por su connivencia.

Así lo afirma hoy la prensa británica, que apunta a dos empresas: Linklaters, una de las firmas legales más prestigiosas del mundo, y Ernst & Young, la auditora, acusada esta última en el informe encargado por el tribunal de quiebras de Nueva York de "mala práctica profesional" en relación con el colapso del banco.

El documento, dado a conocer este viernes en EEUU y que cuenta con más de 2.000 páginas elaboradas a petición de la corte por el auditor Anton Valukas, señala que Lehman Brothers, cuya quiebra sacudió el sistema financiero, escondió sus problemas económicos a inversores, entidades reguladoras y agencias de calificación.

La investigación señala que los responsables de Lehman utilizaron un mecanismo contable para evitar que sus cuentas no reflejaran temporalmente unos 50.000 millones de dólares en "activos problemáticos" y que ello ocurrió bastante antes de la quiebra de la entidad, con la intención de que el banco demostrara su solvencia.

En lo referente a Ernst & Young, el informe destaca que miró para otro lado cuando el entonces presidente y consejero delegado del banco, Richard Fuld, aprobó el empleo del instrumento financiero denominado transacciones "Repo 105", que permite temporalmente presentar esos "activos problemáticos" como activos normales.

Ernst & Young fue advertido por el vicepresidente de Lehman de que esta práctica irregular se estaba realizando y la firma auditora investigó, pero en última instancia decidió no denunciar, como era su obligación legal, que el banco estaba alterando sus balances.

El diario "The Times" afirma en su edición de hoy que es previsible que se emprendan acciones legales contra Ernst & Young por incumplir su obligación de advertir de lo que estaba pasando.

En lo que se refiere a la firma de abogados Linklaters, tanto "The Times" como el "Financial Times" destacan que ayudó al banco a aprovecharse de las disparidades en las legislaciones estadounidense y británica para dar una imagen de legalidad a las "Repo 105".

Dice el primer diario que Lehman acudió a Linklaters después de que ninguna firma de asesoría legal estadounidense quisiera prestarles sus servicios en este tema, aunque la firma británica aseguró en las últimas horas que no hizo nada incorrecto o impropio.

A través de un comunicado, Linklaters manifestó: "hemos revisado las opiniones (expresadas en el informe de Valukas) y no estamos al tanto de hechos o circunstancias de ningún tipo que pudieran justificar las criticas en nuestra contra".

Lehman Brothers, un banco con 158 años de Historia, fue una de las víctimas fulminantes de las hipotecas basura y tuvo que declararse en bancarrota en septiembre de 2008, al no obtener respaldo de la Administración del ex presidente George W. Bush para reflotarlo con dinero público.