Sábado, 13 de Marzo de 2010

Dimite el líder laborista que precipitó la caída del Gobierno en Holanda

EFE ·13/03/2010 - 10:46h

EFE - El líder de los laboristas holandeses, Wouter Bos (d), fotografiado después de su reunión con la reina Beatriz de Holanda en La Haya. EFE/Archivo

El líder laborista holandés, Wouter Bos, ha dimitido de su puesto para dedicar más tiempo a su familia, después de que el pasado 20 de febrero la retirada de su partido (PvdA) de la coalición gubernamental precipitase la caída del Ejecutivo, informa hoy la prensa del país.

Bos, que fue desde 2007 viceprimer ministro y titular de Finanzas en el Gobierno del democristiano Jan Peter Balkende, será sustituido al frente del PvdA por Joen Cohen.

"Si continuase como cabeza de lista (del PvdA) no vería crecer a mis propios hijos y eso no me compensa", explicó en una rueda de prensa en La Haya un emocionado Bos, quien recordó que hasta ahora ha dedicado muchos años a su labor política.

"Cuando le dije a mi hija de seis años que su padre ya no tenía trabajo empezó a dar gritos de alegría", reconoció.

Bos, de 46 años, no descarta volver a la vida política más adelante, pero afirma que de momento deja el partido en buenas manos y asegura que Cohen es "el tipo de primer ministro que necesita Holanda" en estos momentos de crisis política.

El líder laborista continuará en su puesto hasta el próximo 25 de abril, cuando su dimisión se hará oficial en un congreso del partido, y asegura que colaborará con el PvdA durante la campaña electoral para los comicios generales de junio. Más allá de eso dice no tener planes.

El anuncio de Bos se produce menos de un mes después de que las discrepancias entre los partidos de la coalición gubernamental sobre la permanencia de la tropas holandesas en Afganistán provocasen la caída del Ejecutivo.

Su formación política fue junto a los democristianos del CDA una de las grandes perdedoras de las elecciones municipales de Holanda el pasado día 3, interpretadas en Holanda como un adelanto de lo que ocurrirá en los comicios legislativos de junio.

Aunque ambos partidos mantuvieron sus posiciones mayoritarias, vieron su influencia considerablemente reducida en favor del ultraderechista Partido Para la Libertad (PVV), liderado por el xenófobo Geert Wilders, así como de los liberales del D66 y el PVV.