Sábado, 13 de Marzo de 2010

Tensa calma en Bangkok ante las manifestaciones de los "camisas rojas"

EFE ·13/03/2010 - 07:44h

EFE - Un policía resguarda la entrada a la Corte Suprema de Tailandia. EFE/Archivo

Las calles de Bangkok viven hoy una tensa calma ante las protestas anunciadas este fin de semana por los seguidores del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, llamados "camisas rojas", para pedir la dimisión del Gobierno y elecciones.

Varios miles de opositores llegados de las provincias del norte y el noreste planean concentrarse por la tarde en diversos puntos de la capital, al tiempo que el domingo esperan reunir a un millón de personas para exigir la dimisión del Gobierno.

Un dispositivo de 50.000 efectivos del Ejército, la Policía y unidades paramilitares velan por la seguridad en Bangkok en espera del desembarco de los "camisas rojas".

El Ejecutivo del primer ministro Ahibisit Vejjajiva ha apelado entre el 12 y el 23 de marzo a la Ley de Seguridad Interna en la capital y siete provincias aledañas.

La disposición permite declarar el toque de queda, sacar el Ejército a las calles para colaborar en el mantenimiento de la seguridad y disolver concentraciones públicas, entre otras cosas.

Ayer, los "camisas rojas" se manifestaron en diversas provincias del norte y el noreste, mientras que varios miles llegaron a Bangkok y se concentraron durante una hora frente al cuartel general de la Policía antes de dispersarse.

Muchos de ellos ondeaban banderas coloradas y exhibían fotografías de Shinawatra, condenado en octubre de 2008 a dos años de cárcel por delitos de corrupción.

"Abhisit Vejjajiva tiene hasta el domingo para decidir si disuelve el Congreso o se arriesga a que las manifestaciones de los camisas rojas cubran Bangkok", dijo Natthawut Saikua, uno de los líderes de la protesta.

El Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, organizador de las movilizaciones, exige elecciones anticipadas porque considera que el actual Gobierno no es legítimo por no haber sido elegido en las urnas, sino mediante pactos parlamentarios.

Las delegaciones diplomáticas de al menos 30 países en Tailandia, incluida la Embajada de España, han solicitado a sus ciudadanos que no se acerquen a las protestas convocadas este fin de semana.

"No es posible, a pesar de las medidas de seguridad, descartar que se produzcan incidentes violentos, por lo que se recomienda a todos los españoles que se encuentren en Bangkok que eviten los lugares de las manifestaciones o grandes concentraciones de personas", señaló en una nota la legación española.

Esta manifestación es otro episodio mas de la profunda crisis política que atraviesa Tailandia desde el golpe de Estado de la cúpula militar contra Shinawatra, el 19 de septiembre de 2006.