Sábado, 13 de Marzo de 2010

Un ataque sonoro a la gran mentira

El nuevo disco de Liars se rebela contra la falsedad de la sociedad de EEUU

JESÚS MIGUEL MARCOS ·13/03/2010 - 08:00h

La banda abandonó su país tras la reelección de Bush.

El rock de Liars es bastante raro de buenas a primeras, pero luego no lo es tanto como parece. Las intenciones de las atmósferas opresivas y las guitarras violentas del grupo de Los Ángeles no están muy lejos de las manifestaciones de millones de personas contra la guerra de Irak en 2003. Angus Andrew (voz y guitarra), Aaron Hemphill (sintetizador) y Julian Gross (batería) también protestan, pero lo hacen a su manera.

La banda acaba de publicar Sisterworld (Mute/PIAS) su nuevo disco, y así lo presenta Andrew: "En EEUU hay demasiado optimismo, un falso optimismo. Parece que todo va bien, pero la población está dominada por el consumo, el control y la mentira. Estas cosas nos hacen sentir alienados y esa desconexión se refleja en nuestro nuevo disco, más claustrofóbico si cabe que los anteriores".

"En EEUU parece que todo va bien, pero la gente está dominada"

Tras la invasión de Irak, muchos estadounidenses prometieron abandonar el país si Bush era reelegido. Liars lo hizo. Su estancia en Berlín fue "una bocanada de aire fresco. Necesitábamos escapar del bombardeo mediático de Estados Unidos. En Europa descubrimos otras formas de pensar", explica Hemphill, que ilustra su experiencia con un curioso ejemplo: "En Italia, la gente siempre prefiere la comida que hace su madre en casa. En EEUU es todo lo contrario, una hamburguesa del McDonalds siempre será mejor. Te imponen la idea de que no puedes hacer nada mejor de lo que puedes comprar".

El miedo a uno mismo

La música de Liars no es una broma, algo que se testimonia en sus incendiarios conciertos, definidos como auténticas catarsis. "Cuando creas algo liberas cosas que tienes dentro de ti, cosas que no sacas en tu día a día. Esos sentimientos que salen a veces nos asustan a nosotros mismos. Mucha gente cree que te sientes mejor tras liberarlos. Pero nosotros nos sentimos peor, porque encuentras cosas en tu interior que no querías encontrar", confiesa el cantante del grupo.

"Los sentimientos que liberamos nos asustan hasta a nosotros mismos"

No pretenden cambiar nada, aunque ven con buenos ojos a los que intentan hacerlo. "La gente critica a Bono, Shakira y Lenny Kravitz por mostrarse solidarios. A mí me da igual si lo hacen por su ego o por publicidad, lo importante es que hacen cosas buenas", argumenta Aaron Hemphill, sintetizador del grupo.