Viernes, 12 de Marzo de 2010

Cuba acusa a la Eurocámara de urdir una "conjura"

Fariñas sigue en el hospital, pero no se teme por su vida

DANIEL LOZANO ·12/03/2010 - 22:00h

R.P. /efe - Fariñas, a su llegada al hospital de Santa Clara.

"Feroz campaña política y mediática", "resolución anticubana", "conjura en marcha", "circo político". Granma, órgano oficial del Partido Comunista, no ahorró ayer epítetos para retar nuevamente al Parlamento Europeo. Incluso eligió a Ramón Jáuregui, vicepresidente del Grupo Socialista, para descargar contra él su ira, tras plegarse "obedientemente a las posiciones más derechistas y anticubanas", llegando incluso "a contradecir la línea seguida por la presidencia española de la UE".

La condena de la Eurocámara por la muerte de Orlando Zapata tras 86 días en huelga de hambre se "alineó" con quienes buscan "fabricar patriotas entre mercenarios y delincuentes dentro de la labor de subversión dirigida a derrocar el orden constitucional erigido por nuestro pueblo revolucionario". El penúltimo "mercenario y delincuente" es Guillermo Fariñas, que ayer se mantenía "estable" en la UVI del hospital de Santa Clara, tras permanecer 16 días en huelga de hambre y sed. El periodista disidente ha recibido alimentación por vía parenteral y su vida no corre peligro, pese a las deficiencias cardiacas y neuropatías diagnosticadas.

Cuba mantiene en sus cárceles a 200 presos políticos, 56 de ellos adoptados por Amnistía Internacional como presos de conciencia. Fariñas exige la liberación de 26 disidentes, debido a las enfermedades que padecen.

"Es lamentable que una institución" como el Parlamento Europeo se "dedique a articular planes conspirativos", insiste el Granma, que acusa a Europa de tener sobre sus espaldas "cientos de denuncias de torturas en sus prisiones y de violaciones de los derechos humanos".

Reporteros Sin Fronteras se sumó ayer al "espíritu de metrópoli colonialista" al acusar a Cuba, en su informe anual, de "violar la libertad de expresión en la web" e "impedir a toda costa que sus ciudadanos tengan acceso a Internet".