Viernes, 12 de Marzo de 2010

El presidente del BBVA cree que todos en el banco tienen que estar "orgullosos" de lo que ganan

EFE ·12/03/2010 - 13:06h

EFE - El presidente del BBVA, Francisco González, durante su intervención este viernes en la Junta Ordinaria de Accionistas del banco celebrada en Bilbao.

El presidente del BBVA, Francisco González, se defendió hoy de las críticas de los accionistas de la entidad sobre su sueldo y su plan de pensiones al decir que dada la actual coyuntura económica "todos en este banco, empezando por mí, tenemos que estar orgullosos de lo que estamos ganando".

Tal como se ve el mundo y lo que está pasando en el país, dijo, "nos debemos congratular de trabajar en esta casa", poder llegar a final de mes y saber que vas a cobrar tu nómina, explicó González en la Junta General de Accionistas, celebrada hoy en Bilbao.

Así respondía González a frases como "lo que usted gana sale del bolsillo de todos los accionistas", que le recriminó uno de los asistentes al acto.

Pero, el presidente del segundo banco español justificó su trabajo al frente de la entidad y el del resto del equipo directivo, lo que ha hecho que "en ningún momento de la crisis" el BBVA haya "estado en peligro, ni por capital, ni por liquidez".

Y para llegar a ello reconoció que en ocasiones hay que llevar a cabo actuaciones drásticas, si bien "nos pagan también por tomar decisiones difíciles".

"Podríamos no hacer nada" y al final "arruinar al banco y a todos ustedes", pero subrayó que eso no sucederá mientras el Consejo de Administración, el presidente y el consejero delegado sean los que son.

Ante la reprimenda de algún accionista porque el banco ya no tenga su sede en Bilbao sino en Madrid, González explicó que eso fue una decisión anterior a su llegada a la presidencia del banco.

Para zanjar la polémica, aseguró que "no nos pagan por estar aquí, en Bilbao, Madrid, Nueva York o en Los Ángeles. Nos pagan por estar en todo el mundo y aprovechar las oportunidades que se están presentando".

Añadió que "ésa no es la forma de gestionar una entidad", ya que si queremos hacerlo "desde un punto de vista emocional o de intereses personales, convertiríamos el banco en una fundación o una ONG".

González ganó 5,32 millones de euros en 2009 entre el sueldo fijo y el variable, y además cuando abandone su cargo tendrá derecho a una pensión de 79,77 millones, cantidad que un accionista consideró "obscena".