Viernes, 12 de Marzo de 2010

El implicado en los atentados de Bali es enterrado por sus fieles en Indonesia

EFE ·12/03/2010 - 09:21h

EFE - Varios hombres llevan hoy el cadáver de Dulmatin, acusado de participar en los atentados de Bali del 2002 y muerto a tiros esta semana en Indonesia, durante su entierro, rodeado de familiares y fieles, en su pueblo natal de Pemalang en la isla de Java (Indonesia).

Dulmatin, acusado de participar en los atentados de Bali del 2002 y muerto a tiros esta semana en Indonesia, fue enterrado hoy por sus fieles en su pueblo natal de Pemalang en la isla de Java, informaron medios locales.

Ante unas 2.000 personas y entre gritos de "Allahu Akbar!" ("¡Alá es grande!"), el funeral transcurrió sin incidentes y rodeado de un fuerte dispositivo policial.

Su cuerpo fue llevado esta mañana desde el hospital de la Policía Nacional en el este de Yakarta hacia el lugar del entierro en una ambulancia, una vez que se dieron por concluidas las pruebas de identificación y la familia realizó los trámites pertinentes.

Dulmatín murió el martes por disparos de la Policía indonesia a las afueras de Yakarta durante una operación antiterrorista en la que también perecieron sus dos guardaespaldas y otros dos presuntos terroristas fueron arrestados.

Este integrista era uno de los miembros más notorios de la Yemaa Islamiya, la franquicia de Al Qaeda en el Sudeste Asiático, y se le imputaba la fabricación de las bombas que estallaron en Bali en 2002 y causaron la muerte a 202 personas, la mayoría turistas extranjeros.

Durante casi ocho años eludió a las fuerzas de seguridad de Indonesia y Malasia al ocultarse en las junglas del sur de Filipinas y la isla de Borneo pese a que Estados Unidos ofrecía por su captura una recompensa de 10 millones de dólares.