Lunes, 15 de Marzo de 2010

Illes Medes, un paraíso azul y submarino

Siete pequeños islotes y algún que otro peñasco componen este deshabitado y diminuto archipiélago. Pero si nos sumergimos apenas unos metros en sus aguas podemos descubrir un verdadero paraíso azul y submarino.

PÚBLICO ·15/03/2010 - 09:35h

Turismo de Torroella de Montgrí y l’Estartit - Desde el año 1983, las Medes son una reserva marina. La protección de este espacio ha hecho posible una recuperación espectacular de la riqueza de su fondo marino

Como si se acabaran de desgajar hace tan sólo unos diez mil años de la cercana sierra del Montgrí, las islas Medes interrumpen brevemente la línea azul del horizonte en este tramo de la Costa Brava. Son ahora los buceadores curiosos los que trasiegan sus aguas para perderse en las profundidades de sus fondos marinos.

El archipiélago está situado apenas a una milla escasa de la costa, justo enfrente de la playa grande de l'Estartit. Tiene una extensión de unas 23 hectáreas. Está formado por un conjunto de siete islotes: la Meda Gran, la Meda Petita, el Medellot o la Bota, el Carall Bernat, las Ferranelles, los Tascons Grossos y los Tascons Petits. Y desde el año 1983, las Medes son una reserva marina. La protección de este espacio ha hecho posible una recuperación espectacular de la riqueza de su fondo marino y de varias especies que estaban en peligro de extinción.

Pasaron por aquí los griegos y, tiempo después, los romanos convirtieron el archipiélago en necrópolis de la ciudad de Empuries. Ánforas y cántaros permanecen aún bajo las aguas. Ya en la Edad Media los corsarios preparaban desde este punto sus asaltos a la costa cercana, amenazando constatemente el comercio marítimo en la zona. Hasta una torre de defensa, un monasterio regentado por los Caballeros del Santo Sepulcro, un fortín militar y un faro llegó a tener la isla mayor. Hoy, de aquello, no queda nada. Sólo el faro que se construyó en 1866, en época de Isabell II. En la Meda Gran vivía la persona que se ocupaba del faro. En 1930 quedó ya deshabitado.

Son las aves ahora las que sobrevuelan y viven en este reino ya suyo. Especialmente las gaviotas argánteas, muy abundantes por estos parajes, aunque también se pueden observan ejemplares de cormorán moñudo, de la garza real, la garceta o el martinete. Bajo sus aguas es tal la riqueza biológica y la extraordinaria diversidad que esconde y atesora que pasa por ser la reserva marina más valiosa del Mediterráneo occidental.

El archipiélago está situado apenas a una milla escasa de la costa, justo enfrente de la playa grande de l'Estartit, y está formado por un conjunto de siete islotes.

La mejor manera de descubrir estos fascinantes fondos marinos es de la mano de submarinistas profesionales. En l'Estartit existen un buen número de centros de buceo que ofrecen inmersiones para todos los niveles y gustos, gracias a las distintas profundidades. Hay zonas para principiantes, como Salpatxot, y otras para los más avezados, como la cueva de la Sardina, el túnel de la Pedrosa o la cueva de la Vaca. En ésta, protegidos por sus paredes de gorgóneas, podemos sorprender abundantes peces de mayor tamaño que en él, encuentran refugio, como meros, doradas y corvinas.

En las áreas menos profundas las algas conviven con praderas de posidonia y con más de un centenar de especies de peces de vivos colores. Por debajo de los 10 ó 15 metros, llegamos a los grandes bloques de rocas, mientras corales, estrellas de mar, pulpos y langostas continúan indiferentes en su tráfago marino. Y más abajo aún, a los 60 metros ya de profundidad, podemos descubrir más de 600 especies animales que parecen iluminar de color y de vida los túneles de roca calcárea y las angostas cuevas submarinas.

Más allá de la fauna marina, algunos pecios de envergadura, como el Reggio Messina, hundido en 1991, o el barco Avenire, naufragado en 1971 delante de la cala Montgó, viven el definitivo y final encallamiento, visitados tan solo por curiosos submarimistas y una despreocupada fauna marina.

Desde l'Estartit zarpan también barcos con fondo de cristal para aquellos que prefieran maneras más tranquilas de disfrutar del mar. Hacen un completo recorrido por las islas para observar la fauna y la flora marina entre los dos mayores islotes del archipiélago: la Meda Gran, en cuya cumbre un faro señala la entrada sur del golfo de Roses, y la Meda Petita, horadada de lado a lado, y en la que las rocas se despeñan brevemente en precipicios hacia el mar.


Información práctica
Centros de buceo
Existen en l'Estartit numerosos centros autorizados que realizan inmersiones en la reserva natural de las Medes y en otros puntos de la costa del Montgrí, desde snorkeling (aletas, gafas y tubo) a cursos de buceo y todo tipo de inmersiones, como Aquàtica, Calypso Diving Internacional, Costa Brava Divers, El Rei del Mar, La Sirena, Medaqua, Oceansub Estartit, Quim's, Xaloc y Unisub.
Excursiones marítimas
También en l'Estartit hay empresas que ofrecen salidas en barco con fondos de cristal para avistar cuevas, acantilados y fondos marinos: Nautilus y Marina Princess .
Permisos
Toda inmersión que se quiera efectuar en las islas Medes requiere la obtención de una licencia específica, limitada a 350 personas al día, y que conlleva el pago de una tasa de 3,80 € por persona e inmersión. Si se realiza la actividad con embarcación propia hay que dirigirse a la Oficina del Área Protegida de l'Estartit (Pg. del Port, s/n. Espigó de Llevant; tel. 972 75 17 01) para obtenerla; en el caso de realizarla con un centro autorizado, éste se encarga de todos los trámites.

Más información
Web turística oficial de Torroella de Montgrí y l'Estartit
http://www.visitestartit.com/
Oficina del Área Protegida de las islas Medes
Pg. del Port, s/n - Espigó de Llevant. 17258 L'Estartit
Tel: 972 75 17 01
rmillesmedes.dma@gencat.net
Reserva marina de les Illes Medes
http://mediambient.gencat.net/cat/el_medi/parcs_de_catalunya/medes/
Estació Nàutica l'Estartit - Illes Medes
http://www.enestartit.com/

Noticias Relacionadas