Viernes, 12 de Marzo de 2010

Al Qaeda dice que liberó a Gámez tras convertirse al Islam

El grupo terrorista de Al Qaeda en el Magreb hace públicas imágenes de los cooperantes españoles y responsabiliza al Gobierno

PÚBLICO.ES/EUROPA PRESS ·12/03/2010 - 09:02h

Imagen mostrada en el canal de televisión 'Al Arabiya' en el que aparecen los tres cooperantes.

Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) ha asegurado, en un comunicado publicado por la edición digital de la cadena de televisión Al Arabiya, que la cooperante Alicia Gámez fue liberada el pasado miércoles después de haberse convertido al Islam "voluntariamente" y a causa de "su estado de salud".

El texto del comunicado va acompañado de una fotografía en la que se aprecia a Alicia Gámez, con el rostro distorsionado y cubierta por un 'hiyab', rodeada de los otros dos cooperantes de la ONG Barcelona Acció Solidària, Roque Pascual y Albert Vilalta.

En el comunicado, AQMI da "gracias a Dios" por haber puesto a Alicia Gámez "en el buen camino". También anuncia que la cooperante ha adoptado el nombre musulmán de Aisha y que los propios miembros de la organización le impartieron las enseñanzas y la introdujeron en la ley islámica.

Los terroristas afirman en el comunicado que el Gobierno español debe satisfacer sus reivindicaciones (sin precisarlas), ya que ésta supone la "única condición para garantizar la libertad, sanos y salvos", de los otros dos cooperantes españoles. En este sentido, pide al "pueblo español" que presione al Ejecutivo para que asuma "su responsabilidad respecto a la vida de los rehenes".

Resulta llamativo que Al Qaeda esgrima el estado de salud como una de las razones para su liberación puesto que los médicos que vieron a Gámez nada más llegar a España dijeron que se encontraba en buen estado de salud.

Vilalta, recuperado

Gámez ya aseguró a su llegada al aeropuerto de El Prat el pasado miércoles que la salud de Vilalta había mejorado considerablemente

Según el diario El País, que tuvo acceso al comunicado íntegro, las reivindicaciones serían el pago de cinco millones de dólares y la liberación de varios islamistas encarcelados en Nuackchot, la capital de Mauritania.

Esas exigencias fueron hechas públicas el pasado 5 de marzo por varias fuentes cercanas a la negociación. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró que el Ejecutivo no sabía nada y que se trataba sólo de rumores.

Dicho periódico publica hoy en su edición digital un vídeo atribuido a los terroristas en el que supuestamente aparecen los otros dos cooperantes españoles caminando por el desierto.

Si las imágenes corresponden a los cooperantes aún secuestrados, significaría que Albert Vilalta estaría muy recuperado de las heridas de bala que sufrió durante el secuestro. Gámez ya aseguró a su llegada al aeropuerto de El Prat el pasado miércoles que la salud de Vilalta había mejorado considerablemente.

Es la segunda grabación que los islamistas difunden de los rehenes.

Antes de la liberación de la cooperante española había sido puesto en libertad el francés Pierre Camatte. Al Qaeda mantiene secuestrados sin embargo al italiano Sergio Cicala y su mujer Filomene Kabouree.

Salafistas en el desierto

AQMI es la rama de Al Qaeda en el Magreb. El grupo surgió en 2007 y está formado principalmente por combatientes del Grupo Salafista que luchó contra las Fuerzas de Seguridad argelinas en los años 90. En ese país, su amenaza se ha traducido en varios atentados con coches bomba, pero en los últimos años los terroristas se han refugiado en el Sáhara.

El año pasado AQMI asesinó a un ciudadano británico tras pedir una suma de dinero que nunca llegó. Los analistas aseguran que los islamistas dependen del pago de rescates para seguir con su campaña de terror en el Magreb.

Noticias Relacionadas