Viernes, 12 de Marzo de 2010

Los destrozos del egoísmo

Casillas reclama más compañerismo para vencer la desilusión tras la debacle europea

HUGO JIMÉNEZ ·12/03/2010 - 08:25h

Casillas, desesperado, en el partido ante el Olympique. - REUTERS

"Ahora tiene que haber más compañerismo y encajar todo". La receta que propone Casillas para digerir la precipitada y sonrojante eliminación europea del Madrid después de una inversión de 300 millones de euros en fichajes, no parece fácil. El vestuario se asoma deshecho, exhibiendo un conflicto interno tras otro, y los ataques externos, las burlas, llegan con insistencia y ánimo de escocer.

Lo curioso es que fue el guardameta, que ya no esconde su condición de verdadero capitán del equipo [Raúl no puso la voz oficial de la plantilla en las explicaciones al gran fracaso del curso], el primero en airear la división que habita en el camerino blanco. Lo hizo la misma noche del miércoles, cuando, tras conocer las declaraciones de Guti ["Debemos ser más un equipo que un conjunto de individualidades"], le propinó una contundente reprimenda pública. Le recomendó que guardara silencio, le advirtió de que son los jugadores veteranos los que más prudencia deben enseñar en caliente, y, por si el medio intentaba con su crítica desmarcarse de las culpas, le recordó que en este equipo ganan y pierden todos. Un tirón de orejas en alto poco habitual.

"Llevo diez años aquí y no es la primera vez que pasa", afirmó el meta ayer. "Hay que hablar a final de temporada. Hay que tener seriedad y trabajo. Y centrándose en lo colectivo. El que me está escuchando estará pensando que es la típica charla populista, pero es la verdad, si no, no lo diría". Pero no parece que el mensaje haya calado entre sus compañeros. El buen rollo en el vestuario ha desaparecido y cada jugador parece más molesto por su situación particular que por la del equipo.

Con todo, no es Guti de los jugadores más señalados. A Higuaín también le apuntan con el dedo. Las críticas por el individualismo (con el balón) le salpican de lleno. Lo piensa Cristiano y lo deslizó Guti . Y el goleador argentino está molesto, es de los más afectados por la derrota. Muy dolido por las críticas.

Como Kaká, que la noche del miércoles aireó sin disimulo su enfado por la sustitución (otra forma de pensar antes en uno mismo que en el colectivo) y ayer se pasó el día apagando fuegos. Pidiendo perdón por sus gestos malhumorados ("Era por el resultado y no por el cambio") y mirando para otro lado por el desliz de su mujer, que, enfadada por el cambio, en su Twitter rebotó como suya una frase del director de comunicación de Kaká: "Un técnico cobarde siempre cambia a un jugador para intentar apuntar sobre él el foco de su propia incompetencia".

Pellegrini, de hecho, es el otro gran señalado. Arbeloa habló el miércoles de "una derrota táctica, no física". El técnico apenas habló con su vestuario tras el partido. Se limitó a pasear y fue Jorge Valdano, director general, el encargado de levantar el ánimo del grupo. Muchos jugadores están disgustados por las decisiones del técnico. Granero, por ejemplo, tampoco entiende su sustitución. En todo caso, no se ceban. Ven afectado a Pellegrini, menos comunicativo que de costumbre.

Y mientras digiere su fracaso, el Madrid tiene que soportar la burla externa. Incluso que el representante de Unicef que nombró ayer a Messi su embajador en el mundo se refiriera con ironía a la derrota blanca "¿No es un gran día hoy? ¿Las últimas 24 horas en Barcelona no han sido divertidas?". Más dura fue Magda Oranich, directiva del Barça que ejerce de vocal: "Esto es un ejemplo de que no se puede ir de chulo por la vida".

Otro directivo azulgrana, Xavier Sala i Martín, se cebó con Florentino: "Lo que pasó ayer demuestra que el modelo de comprar a los mejores y ponerlos en un equipo sin consultar con el entrenador no funciona. Uno no puede decir me compro a los mejores y gano, eso no va así. Gastar tanto dinero, sin tener una estructura y pensar que el presidente decide y sabe siempre lo que es mejor no funciona".

Los jugadores del Olympique de Lyon, entidad cuyas acciones en bolsa subieron ayer un 6,9%, también acusaron al Madrid de soberbia. "Es el factor que nos motivó", afirmó ayer su goleador Pjanic.