Viernes, 12 de Marzo de 2010

El Madrid se las verá con el Barça

El baloncesto no sirvió de catarsis al club blanco. Los de Messina se complican el cruce de cuartos

MIGUEL ALBA / PÚBLICO.ES ·12/03/2010 - 00:20h

El baloncesto, denostado en la propia página web del Madrid (no se hacía ninguna mención al choque ante el Maccabi) el día en el que el fútbol prometía el éxtasis ante el Lyon, tampoco ofreció ayer esa catarsis de segundo plato (ayer, en la portada de la web, sólo aparecían noticias de baloncesto) para el madridismo que sólo hace el guiño a la canasta para recuperar el buen sabor de boca.

Sin galácticos, un término que Messina no acepta a pesar de que Florentino Pérez le señala como el tercer megacrack, tras Ronaldo y Kaká, el equipo de baloncesto sufrió uno de esos golpes duros de digerir. No tan fuerte como el del fútbol, porque los de Messina sí disputarán los cuartos de la Euroliga. Pero, en un minuto, perdieron todo su caché para la siguiente fase.

Al castigo de ceder el factor cancha, los de Messina encontraron al rival del que querían huir por todos los medios: el Barcelona. Una obligación que el Madrid supo manejar hasta que el triple de Eidson (61-62, min. 39) empezó a atenazar los sentimientos en Vistalegre.

Llull falló esta vez

Sibilinos en el castigo, el Maccabi encontró el camino hacia el liderato de grupo con un parcial de 0-7 (55-55, min. 37) que la defensa blanca no supo gestionar. Ni la apelación continua de Messina a la rotación lograba enderezar un marcador que cuantas más igualadas dibujaba, más estrés creó entre los jugadores blancos que esperaban un último arreón de Llull.

Sin estrategia, Hansen enganchaba un balón para darle vida a la esperanza (64-64) a falta de 13 segundos. Sin embargo, en el momento de la valentía, Messina optó por esperar el ataque israelí. Cuando apareció la personal sobre Anderson, que anotó los dos tiros libres, los cuatro segundos de margen que ofrecía el último aliento no sirvieron de nada. Esta vez, Llull estropeó su hoja de servicios de las remontadas épicas. Su ataque a la desesperada condenó al Madrid a encontrarse con el Barça en busca de la Final Four.

El Barça, por su parte, continúa con su casi inmaculado camino en la competición europea, y acabó con el Partizan (82-64) en el Palau.

Cuartos de la Euroliga

Barcelona - Real Madrid

CSKA - Caja Laboral

Maccabi - Partizan

Olympiakos - Asseco Prokom