Jueves, 11 de Marzo de 2010

Ciudad de México celebra primeras cinco bodas gay con plenos derechos en América Latina

EFE ·11/03/2010 - 17:25h

EFE - Dos hombres se besan hoy, jueves 4 de marzo de 2010, tras presentar una solicitud de matrimonio en una oficina del Registro Civil en Ciudad de México. Serán una de las cinco parejas que se casen hoy con plenos derechos en México.

Cinco parejas homosexuales se convertirán hoy en las primeras en hacer uso de la ley que aprueba bodas entre personas del mismo sexo en Ciudad de México, que les posibilitaría adoptar hijos y que convierte a la urbe en la primera de América Latina en permitir estos matrimonios con plenos derechos.

Ema y Janice, Daniel y Temístocles, Lol Kin y Judith, Jaime y David, y Jesusa y Liliana serán las primeras cinco parejas homosexuales, tres de mujeres y dos de varones, que darán el "sí" ante un juez en una ceremonia colectiva.

El pasado 29 de diciembre, el Gobierno izquierdista de Ciudad de México promulgó varias reformas al Código Civil local que permiten a personas del mismo sexo contraer matrimonio y adoptar niños en igualdad de condiciones que las parejas heterosexuales.

El 4 de marzo entró en vigor la modificación de seis artículos del Código Civil capitalino, en especial del artículo 146, que cambia la definición de matrimonio en el Distrito Federal.

A partir de entonces, el matrimonio deja de ser "la unión libre entre un hombre y una mujer" para ser "la unión libre de dos personas".

En el mundo están autorizados los matrimonios homosexuales en Bélgica, Canadá, España, Holanda, Noruega, Sudáfrica y Suecia, así como en algunos estados de EE.UU, mientras que en Latinoamérica sólo países como Argentina o Uruguay permiten las uniones civiles y dan algunos derechos a las parejas del mismo sexo, pero en estos casos ello no equivale a un matrimonio legal.

Para la ceremonia civil, que se celebrará en un edificio de la Alcaldía del Distrito Federal, se espera más de un centenar de invitados, entre ellos, familiares, amigos, activistas e integrantes de la comunidad gay, además del alcalde capitalino, el izquierdista Marcelo Ebrard, otros funcionarios y legisladores locales.

Cinco estados conservadores del país presentaron sus controversias contra esta ley, mismas que ya fueron rechazadas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al considerarlas "improcedentes" porque "no se puede impugnar la constitucionalidad de las leyes de otro estado".

No obstante, el Supremo aceptó revisar la presentada en enero por la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) que también busca anular las reformas por considerarlas contrarias a la Constitución.

Una vez registrados estos matrimonios se generarán derechos y obligaciones para los contrayentes que "hasta ahora estaban reservados a parejas heterosexuales".

De acuerdo al Registro Civil de Ciudad de México, ya hay aprobadas más de medio centenar de solicitudes de matrimonios de parejas de homosexuales para las bodas previstas en los siguientes meses del año.

Ciudad de México, al igual que el estado de Coahuila (norte), ya contaba con el reconocimiento de las uniones civiles mediante la Ley de Sociedades de Convivencia, mismo que hasta ahora carecía de aval legal.

La aprobación de los matrimonios del mismo sexo en Ciudad de México ha generado una ola de rechazo de varios sectores conservadores del país, incluida la Iglesia católica y el Partido Acción Nacional (PAN), al que pertenece el presidente mexicano, Felipe Calderón.