Jueves, 11 de Marzo de 2010

Rodando con Achero Mañas

'Todo lo que tú quieras', la nueva película del director madrileño, trata sobre el cambio de roles entre hombre y mujer en la sociedad actual

JORGE GARCÍA ·11/03/2010 - 22:44h

Sólo les faltan cinco días para terminar un rodaje caótico y lleno de prisas. "Tenemos muy poco tiempo para rodar, apenas seis semanas", lamenta Mañas en uno de los descansos entre secuencia y secuencia. Ahora todo el equipo de la película se encuentra en las afueras de Madrid filmando las últimas escenas, las que tienen lugar en la casa del matrimonio formado por Ana Risueño y Juan Diego Botto.

La casa está completamente transformada. Es como si uno entrara de verdad en su hogar. Fotos de la pareja con su hija en el salón y habitaciones totalmente personalizadas. Aparte, la niña de cuatro años protagonista de la película, Lucía Fernández, se ha encargado de dar aún más realismo al chalé. Le encanta dibujar y tiene colgados sus garabatos por todos los rincones: en las escaleras, en la cocina, en las habitaciones.

Precisamente, el comportamiento de la niña tiene a todo el equipo de la película asombrado. "Es impresionante lo que hace, no se le puede pedir más", afirma Mañas. "Es una cría encantadora y tranquila, hasta me llama papá", cuenta Botto. Lucía siempre está acompañada por sus padres y por un psicólogo. Sin embargo, estos últimos días está más rebelde. "Sabe que se acaba el rodaje y está más redicha", comenta el director.

Sin permisos

Uno de los problemas que han tenido son los permisos. Mañas asegura que "en la Comunidad de Madrid es imposible que te dejen grabar en una calle o en un hospital. Esperanza Aguirre parece que no quiere que se haga cine". Él contrapone está situación con la de Nueva York, donde "todo es más fácil".

Cuando termina de quejarse por estas trabas, le reclaman. La escena ya está preparada para rodar. Mañas pide disculpas por la interrupción y se sube a continuar con su trabajo, pese a que faltan 15 minutos para la comida. A partir de ese momento, lo único que se escucha es al equipo gritando "silencio" o "motores". Nadie se mueve.

Fin de escena

La secuencia termina y vuelve el trasiego a la casa. En ese momento, Risueño y Botto sacan unos minutos antes de irse a comer para hablar de sus personajes y de todo lo que rodea a ‘Todo lo que tú quieras'. "Desde el primer día todo ha sido facilísimo con Ana, es un encanto", dice Botto. "Me encantan los rodajes, siempre buscas que todo te salga perfecto", apunta Risueño.

Ambos coinciden en definir a Mañas como un niño. "Tiene mucha energía y te gasta muchas bromas, le encanta que entres en su juego", subraya Risueño. Es hora de comer y el hambre aprieta, pero antes de marcharse al patio trasero de la casa, denuncian cómo falta camino por recorrer para la verdadera paridad entre hombres y mujeres: "Es un viaje hacia la tolerancia y ya es hora de que las mujeres tengan lo que tanto han luchado".