Jueves, 11 de Marzo de 2010

Fariñas, hospitalizado inconsciente tras 16 días de huelga de hambre

El disidente cubano ha sufrido un desmayo una semana después de ser ingresado por primera vez

PÚBLICO.ES/EFE ·11/03/2010 - 20:13h

AFP PHOTO/ADALBERTO ROQUE - El disidente cubano Guillermo Fariñas.

El disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre y sed desde hace 16 días, fue hospitalizado hoy tras sufrir un nuevo desmayo. Hace una semana sufrió un percance similar.

Fariñas, que pasará la noche en la sala de terapia intensiva del Hospital Arnaldo Milián Castro, "se encuentra estable, consciente y orientado, pero somnoliento y muy debilitado", según ha asegurado su madre, la enfermera Alicia Hernández.

Según ella, el opositor está "recibiendo por vía intravenosa todos los medicamentos necesarios para recuperarse". "Estamos a la espera de que nos entreguen los resultados de las investigaciones clínicas y de laboratorio que se le hicieron tras su ingreso en el hospital", indicó.

Fariñas perdió el conocimiento alrededor de las 13.45 (19.45 hora española) en su casa de Santa Clara, ciudad del centro de la isla, y fue trasladado al hospital provincial Arnaldo Milian Castro por familiares y periodistas que se encontraban visitándolo.

Su médico personal, Ismel Iglesias, dijo que había amanecido "totalmente deteriorado", con presión baja, taquicardias y síntomas visibles de deshidratación. Poco antes del desmayo, el director de un policlínico del sistema de Salud pública lo visitó con otros médicos y le pidió que lo acompañara en una ambulancia a una institución médica para hacerle un chequeo profesional, dado su deterioro.

El psicólogo y periodista de 48 años agradeció la "profesionalidad y humanidad" con que los médicos lo trataron, pero insistió en que le tomaran las muestras en su casa de Santa Clara, 280 kilómetros al este de La Habana.

En memoria de Zapata

Fariñas inició este proceso tras conocer la muerte de su amigo Orlando Zapata, quien falleció 86 días después de comenzar su huelga de hambre.

El disidente fue arrestado y maltratado por la policía cubana, que le impidió participar en un funeral convertido en acto de repulsa contra el régimen castrista.

Hace tan sólo una semana Fariñas aseguró que seguiría su huelga de hambre "hasta las últimas consecuencias", justo después de abandonar el hospital, donde estuvo tres horas hospitalizado tras un desmayo.  

Fariñas ha estado en la cárcel más de once años en las últimas décadas y ha hecho 23 huelgas de hambre desde 1995, una de seis meses en 2006, con intervalos en un hospital donde fue alimentado por vía intravenosa. En aquella ocasión exigía el acceso sin restricciones a Internet para todos los cubanos.