Archivo de Público
Viernes, 21 de Diciembre de 2007

Los cara a cara serán el 25 de febrero y el 3 de marzo

Zapatero y Rajoy debatirán 75 minutos y se sorteará el orden de intervención

G. LÓPEZ ALBA ·21/12/2007 - 20:15h

En el mismo reservado del mismo hotel -cercano a la sede del Partido Popular- donde la semana pasada pactaron dos cara a cara televisivos entre sus jefes de filas, José Blanco y Pío García Escudero cerraron ayer las fechas de su celebración.

Serán los días 25 de febrero y 3 de marzo, los lunes de las dos semanas que dura la campaña oficial. Que se hagan en lunes permitirá a sus dos protagonistas disponer de, al menos, la tarde del domingo para su preparación.

Los coordinadores de las campañas del PSOE y del PP acordaron también que cada uno de estos dos debates dure 75 minutos, sin ningún tipo de pausa publicitaria o interrupción. El tiempo se distribuirá a razón de 15 minutos para cada uno de los cinco bloques temáticos cuyo contenido y orden de tratamiento está aún pendiente de determinar.

Blanco y García Escudero, que han establecido un diálogo fluido, quedaron ayer en intercambiarse en los próximos días, tras las vacaciones de Navidad, sus respectivas propuestas sobre los bloques temáticos antes de volver a reunirse para cerrar esta cuestión.

Sólo un moderador

El viernes dejaron también resuelto el orden en el que intervendrán José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Habrá un sorteo único válido para los dos debates: el que empiece a hablar en el primero será el que cierre en el segundo y el que cierre el primero será el que abra el segundo.

Los dos responsables de campaña de los partidos mayoritarios, una vez que el pasado día 12 se comprometieron a la celebración de dos cara a cara, han decidido dejar para el final el asunto más espinoso: dónde se celebrarán.


Esta cuestión, según fuentes socialistas y conservadoras, no se ha abordado todavía, aunque hay ya un principio de acuerdo para que sólo haya un moderador en cada uno.

La incógnita final

Si, como defiende el PSOE, uno se realiza en TVE, será Lorenzo Milá, presentador de la segunda edición del Telediario.

En cuanto al segundo debate, dependerá del acuerdo que se alcance, ya que si se produjera exclusivamente en una cadena privada el moderador sería designado por ésta, mientras que si se opta por una fórmula que permita la conexión de todas las televisiones tendría que ser objeto también de acuerdo entre las cadenas.

Tanto PSOE como PP pretenden que todos los detalles de los debates televisivos estén cerrados antes de la festividad de Reyes, tras la cual arrancará con toda intensidad la precampaña electoral.

El PP, cuyo líder vetó inicialmente a TVE y La Sexta, mantiene ahora que no excluye a ninguna cadena de la posibilidad de realizar estos debates, aunque no oculta su preferencia por que ambos se hagan en cadenas privadas.

Rajoy, que en 2004 se negó a aceptar un debate de esta naturaleza con Zapatero, ha reconocido que aquella postura fue un error.