Jueves, 11 de Marzo de 2010

Breve y frío saludo entre Zapatero y Rajoy

El presidente del Gobierno saludó "de cortesía" al líder de la oposición, al término del homenaje del Congreso a las víctimas del 11-M

EUROPA PRESS ·11/03/2010 - 18:52h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dedicó hoy un saludo breve y de cortesía al líder de la oposición, Mariano Rajoy, al término del homenaje que el Pleno del Congreso brindó a las víctimas del 11-M, pero sí se detuvo a hablar con énfasis con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Tras el minuto de silencio que se guardó en el Pleno, Zapatero se acercó a saludar a los cuatro invitados que asistieron al acto en el centro del Hemiciclo: el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallrdón; el presidente del Consejo General del Poder Judicial (Carlos Dívar); la del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas y, finalmente, Esperanza Aguirre.

Aguirre, que acude al Congreso en contadas ocasiones, fue de los invitados más activos y saludó animadamente a varios miembros del Gobierno, entre ellos las vicepresidentas del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y Elena Salgado, contra cuya subida del IVA Aguirre acaba de declarar una "rebelión". Gallardón, por su parte, se acercó hasta el escaño de Rajoy a saludarle antes del inicio del acto, e hizo lo mismo con las ministras y ex concejales socialistas en Madrid, Trinidad Jiménez y Beatriz Corredor.

Zapatero y Aguirre conversaron unos instantes, sonrientes pero gesticulando y enfatizando sus palabras con las manos, hasta que se acercaron las vicepresidentas del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y Elena Salgado, antes de que el presidente del Congreso, José Bono, los llamase a todos a posar para la foto, a la que se sumó también el presidente del Senado, Javier Rojo.

Foto de familia

También fue Bono el que reparó en que la foto no estaba 'completa' y le hizo señas a Rajoy --que hasta entonces conversaba con el vicepresidente del Senado, Juan José Lucas, y otros diputados del PP, junto a la tribuna-- para que se acercase.

Eso sí, Rajoy, tras saludar a Aguirre y De la Vega, no pudo hacer lo propio en ese momento con Zapatero, que estaba de espaldas, ni se ubicó en el centro de la 'foto' --como pretendía Bono-- sino que se encaminó a un extremo, junto a Aguirre, mientras en el otro se colocaba Gallardón. Fue después de esa foto cuando el jefe del Ejecutivo se acercó a saludar al líder de la oposición y las cámaras pudieron captar una breve conversación a cuatro bandas: Zapatero, Rajoy, De la Vega y Aguirre.

El grupo, al que Gallardón dedicó una rápida despedida, se deshizo poco después y Zapatero abandonó el Hemiciclo acompañado por sus dos vicepresidentas, mientras Rajoy se quedó un rato converando con Aguirre y con dos diputadas conservadores, María Teresa Lara y Carmen Quintanilla.

El presidente del PP acompañó a la dirigente madrileña hasta la salida del Palacio del Congreso y después aseguró a los periodistas, con los que se detuvo a conversar informalmente, que con el presidente sólo había hablado de fútbol.