Jueves, 11 de Marzo de 2010

El PP y nacionalistas creen insuficiente la propuesta de pacto de Gabilondo

EFE ·11/03/2010 - 13:02h

EFE - El ministro de Educación, Ángel Gabilondo (3d), ha presidido una reunión con representantes de todos los partidos parlamentarios para hablar del pacto en la enseñanza, esta mañana en la sede del ministerio.

El PP y los grupos parlamentarios nacionalistas se han mostrado hoy insatisfechos, por motivos diversos, con el último documento de propuestas elaborado por el Ministerio de Educación con vistas a conseguir un Pacto Social y Político por la Educación a final de mes.

"Es lógico que cada partido muestre públicamente sus señas de identidad y condiciones, pero antepongamos a nuestras prioridades y diferencias las prioridades del sistema educativo", ha pedido el ministro Ángel Gabilondo en rueda de prensa después de reunirse conjuntamente con todos los partidos parlamentarios del Congreso.

El ministro ha anunciado que habrá reuniones "bilaterales" en los próximos días para tratar de mejorar el último texto, basado en "consensos" sobre los objetivos, porque hay "fuerte voluntad" de trabajar por el acuerdo, "se diga lo que se diga".

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha reclamado una "reforma de calado" del sistema educativo y ha reiterado la posición de su partido sobre asuntos como la vertebración educativa nacional y la libertad de elección de centro.

Mercé Pigem, de CiU, ha hablado de "líneas rojas" que no se pueden traspasar como son el Estatuto de Autonomía y la Ley de Educación de Cataluña en relación con la inmersión lingüística en catalán, así que el pacto no puede servir para unificar políticas educativas ni "laminar competencias", además de reclamar una actualización de la dotación de los conciertos.

El diputado del PNV Aitor Esteban tiene la sensación de que la gestión del pacto es un "caos" pues no se sabe a dónde se pretende llegar ni con quién, así que, hoy por hoy, este partido "no firmaría".

El diputado de ERC Joan Tardà ha señalado que, "sin un pacto de lenguas", no tiene sentido hablar de un pacto de educación para el futuro, pues es "insultante" que no se reconozca de forma "rotunda" que el Estado es "plurilingüe" ni que se "blinden" los sistemas donde la lengua propia es vehicular en la educación.

La responsable federal de educación de IU, Dolores Dolz, cree que el pacto debe servir para la extensión y mejora de la educación pública, que es "arrinconada" en comunidades como Madrid, y ha considerado un "retroceso" volver a los itinerarios académicos "claramente segregadores", que haya más evaluaciones para clasificar alumnos y centros o que el pacto sea "bipartidista".

Por el BNG, Olaia Fernández Dávila cree que la última propuesta mejora la anterior, pero mantiene "deficiencias" en la gestión educativa, y ha defendido la escuela pública y la realidad "plural lingüística y cultural" del Estado.

La diputada de UPyD Rosa Díez ha pedido la "rectificación" del modelo, que ha de ser "laico", un plan de promoción de la enseñanza pública y la recuperación por el Estado de la competencia y reconocimiento de la libertad de elección lingüística.

Carlos Salvador, de UPN, cree que el texto recoge de manera insuficiente el derecho a elegir libremente el tipo de educación; y Jordi Guillot, de ICV, ha pedido mejorar la escuela pública y ha reconocido que queda mucho trabajo, aunque ha pedido que se desechen las actitudes defensivas para conseguir un acuerdo ahora que hay "vaivenes" de futuro.

Claudina Morales, presidenta de CC, ha considerado necesario el pacto por complicado que parezca lograrlo y ha propuesto un modelo académico "dinámico", con pasarelas que no limiten las segundas oportunidades educativas.

La portavoz socialista de Educación, Cándida Martínez, ha entendido que el documento de debate es un "excelente punto de partida" para el pacto como elemento "central" para la sociedad española, con el ánimo de mejorar la igualdad de oportunidades y, en consecuencia, la cohesión social y el desarrollo cultural, por lo que se ha mostrado dispuesta a seguir trabajando para el acuerdo.