Jueves, 11 de Marzo de 2010

El Vaticano busca 'gafapastas' y chicas atrevidas para un vídeo promocional de la visita del Papa a Madrid

Los organizadores de la Jornada Mundial de la Juventud convocan un 'casting' entre los jóvenes

PÚBLICO.ES ·11/03/2010 - 12:50h

Vía Crucis de la Jornada Mundial de la Juventud.

La Jornada Mundial de la Juventud es como una clase de catecismo, con recreo incluido, pero a lo grande. Madrid acoge el próximo año el multitudinario acontecimiento —definido por los organizadores como un "encuentro de jóvenes de todo el mundo en torno al Vicario de Cristo"—, al que asistirá el Papa, cosa lógica si tenemos en cuenta que el sarao lo organiza el propio Vaticano a través del Consejo Pontificio para los Laicos.

Para darle bola al asunto, nada mejor que un vídeo promocional en plan United Colors of Catholicism, cuyo casting acaba de comenzar: Mujeres. 24/26 años. Una de ellas será de tipo caucásico (piel clara, rubia, ojos azules), la otra debe ser oriental. Que no se preocupen las morenas, pelirrojas (ni los morenos, los pelirrojos, bla, bla, bla) y demás: todos pueden chupar cámara; encima, por una buena causa, la del Papa. "Buscamos chicos y chicas heterogéneos". A saber:

- 24/26 Años. Varón. Universitario. Bohemio. Quizá lleva una chaqueta moderna e informal. Puede llevar unas gafas chulas de pasta.

- Mujer. 18/22 perfil anglosajón, atrevida, carácter.

- Varón. Latino (francés, español, italiano, portugués) Look Skater. Sudadera, bermudas anchas, zapatillas y gorra.

Así, hasta completar todo el elenco (los interesados que no encajen en estos perfiles siempre pueden entrar aquí para ver si se admiten crestas, pantalones de pinzas o botas de plataforma). Todo sea por animar a la juventud a recibir al Papa con los brazos abiertos. Por una vez que viene, cuando lo normal es ir a verlo a Roma... Y mejor así, porque si fuese al revés, el viaje sería en balde para la candidata al personaje Mujer. 23/25. Morena. Melena francesa. Vestido sin mangas o top. Ésta, con los hombros al aire, no entra en la Basílica de San Pedro ni con el enchufe del cura del pueblo.