Jueves, 11 de Marzo de 2010

El Parlament catalán solemniza por amplia mayoría su no al ATC

El Tripartito arrastra a CiU a votar una moción de rechazo al cementerio nuclear que quiere Ascó

FERRAN CASAS ·11/03/2010 - 11:02h

Imagen de archivo de una protesta en contra de la instalación del ATC en Ascó. EFE

Si aún había dudas, ayer se despejaron. Catalunya solemnizó en el Parlament su no al Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares al que, a finales de enero, formalizó candidatura Ascó. Días después de la decisión municipal, PSC, ERC e ICV-EUiA, los tres grupos que apoyan al Govern, redactaron una moción que ayer llegó al pleno de la Cámara y que consiguió el apoyo de CiU, el grupo mayoritario. Catorce diputados, los del PP y el mixto, se abstuvieron. Ninguno de los 135 del Parlament votó contra la moción, lo que habría sido un gesto de apoyo indirecto al ATC de Ascó.

El cementerio nuclear no tiene buena prensa. Más allá de Ascó, un pueblo de poco más de mil habitantes en una de las comarcas más deprimidas de Tarragona y que convive con una central nuclear que estos días vive una huelga de sus bomberos, se cuentan con los dedos de la mano los apoyos al ATC en la zona y en el conjunto del país.

Ascó buscó complicidades

Todo pese a que el consistorio ofreció a sus vecinos integrar un consorcio para repartir beneficios. Cuando Ascó formalizó candidatura varios consejos comarcales y ayuntamientos de la zona se posicionaron contra el ATC impulsado por el Ministerio de Industria cuando José Montilla era su titular.

La actitud pronuclear de Montilla puso en alerta a su partido en el Ebre y a sus socios de Govern. Pero al final el president viró y rechazó la infraestructura con el argumento de que Catalunya ya asume suficiente sacrificio con las infraestructuras energéticas. Como recordó ayer el diputado del PSC Jordi Terrades, las comarcas de Tarragona acogen tres grupos nucleares.

La moción aprobada recuerda que el Parlament aprobó en su día, entonces con votos de CiU, ERC e ICV-EUiA, una moción anti-ATC. Ayer, tras incorporar una enmienda de la oposición, aprobó un texto que apoya a la Generalitat para vetar el almacén "en cualquier municipio catalán". CiU justificó su apoyo al texto del tripartito evocando el de 2008. Aseguró que la de ayer fue una forma de sumar al PSC al consenso del que se apeó.

Pero es CiU quien gobierna Ascó. En un primer momento tanto ellos como el PSC apelaron a la autonomía municipal para cubrir las espaldas a sus electos pronucleares. Ante la presión acabaron ordenándoles oponerse. Rafael Vidal, militante de CDC y alcalde de Ascó, desoyó la petición y el partido le abrió un expediente que aún no se ha resuelto. Vidal envió a principios de febrero una carta al presidente del Parlament para comparecer y explicarse. Aún espera a que algún grupo le cite.

Las Cámaras, pronucleares

La decisión del Parlament fue muy bien recibida por el consejo comarcal de la Ribera dEbre y por los ecologistas, sabedores que el consenso social es uno de los requisitos que pretende el Gobierno español para decidir la instalación del ATC en Ascó, que por contra goza de buenas infraestructuras y tradición nuclear. Sólo el Consejo de Cámaras de Comercio de Catalunya salió ayer en apoyo de la candidatura.

Noticias Relacionadas