Jueves, 11 de Marzo de 2010

Tercera huelga general en Grecia en un mes

Los sindicatos vuelven a protestar por los recortes del gasto público anunciados por el Gobierno

PÚBLICO.ES/EFE ·11/03/2010 - 09:37h

 Atenas vive su tercer parón general en un mes. AFP

Los sindicatos griegos llevan a cabo desde medianoche la tercera huelga general en un mes contra el recorte del gasto público anunciado por el Gobierno. Como en las anteriores, los aeropuertos y transportes están completamente paralizados. Esta semana, el primer ministro, Yorgos Papandréu anunció la posibilidad de recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI) si la UE decide no salir a su rescate. La decisión cuenta con el visto bueno de EEUU.

Los trabajadores griegos han vuelto a salir a la calle con el lema "la crisis que la pague la plutocracia". El pasado mes de febrero, el Gobierno se vio obligado a anunciar un plan de recortes acuciado por la crisis financiera. El objetivo es ahorrar a las arcas del estado unos 4.800 millones de euros en el próximo año, lo que rebajaría el déficit en 4 puntos porcentuales, hasta dejarlo en el 8,7% del Producto Interno Bruto (PIB).

Pero los sindicatos ven en los planes del Gobierno un ataque. Creen que están pagando ellos el naufragio de la banca y de ahí la tercera huelga.

Atenas, parada 

Incluso los medios de comunicación transmiten sólo música y programas de entretenimiento, ya que los periodistas se han sumado también a la huelga.

Desde la madrugada el centro de Atenas se ha colapsado entre vehículos privados y taxis porque el transporte público ha respaldado el paro. Sólo los trenes de cercanías respetan los servicios mínimos.

Los aeropuertos, incluido el internacional de Atenas, han repetido las escenas de los días anteriores. Permanecen cerrados desde la pasada medianoche, lo que supuso la cancelación de cientos de vuelos y la modificación de los horarios de varias decenas más.

Los barcos y los servicios de trenes están detenidos; los hospitales y los servicios de administración de luz, telefónica y agua funcionan con personal de emergencia; y muchos bancos trabajan con un mínimo de personal. Las universidades y colegios permanecen cerrados.

También cerradas están hoy las oficinas de servicios estatales. Incluso los medios de comunicación transmiten sólo música y programas de entretenimiento, ya que los periodistas se han sumado también a la huelga.

Sólo el comercio en Atenas estaba abierto esta mañana, pero los dueños de las tiendas en el centro de la capital se preparaban ya para bajar la rejas como medida de precaución contra posibles disturbios.

La UE dividida

Alemania se niega a ayudar a Atenas, mientras que Sarkozy avisa de que así el Euro no tiene sentido

Entre las medidas adoptadas por Grecia para reducir el déficit está el aumento del IVA y la congelación de las pensiones. El paquete de austeridad promovido por Papandréu recibió el respaldo de la Unión Europea, pero hay voces disonantes que se niegan a ayudar al país heleno.

Alemania dejó bien claro la semana pasada que no piensa dar "ni un euro a Grecia". Papandréu estuvo reunido con la canciller Angela Merkel, quien le transmitió su apoyo al recorte pero no le ofreció ningún tipo de ayuda. Dos diputados alemanes llegaron a sugerir al primer ministro que vendiera sus islas para paliar la crisis.

Este tipo de declaraciones fueron criticadas por el presidente francés Nicolas Sarkozy, que recordó a los socios europeos que si ahora no se ayuda a Grecia, entonces la unión monetaria no tiene sentido. Papandréu reaccionó diciendo que si la UE no ayuda, entonces recurrirán al FMI.

El nevo parón, que incluye una marcha por as calles de Atenas esta tarde, vuelve a poner de nuevo a prueba la fortaleza del Gobierno socialista.

Noticias Relacionadas