Jueves, 11 de Marzo de 2010

La Liga Árabe condiciona el diálogo palestino-israelí al cese de edificación de colonias

EFE ·11/03/2010 - 09:30h

EFE - El secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa. EFE/Archivo

La Liga Árabe condicionó cualquier negociación "directa o indirecta" entre Israel y los palestinos al cese en la construcción de nuevas viviendas en suelo palestino, y calificó un reciente anuncio israelí en ese sentido de un "torpedo" a los esfuerzo de paz.

Israel anunció el pasado martes que iba a construir 1.600 nuevas casas para expandir la colonia judía de Ramat Shlomo, en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este.

La decisión fue dada a conocer durante una visita a la región del vicepresidente de EEUU, Joe Biden, un día después de que la Casa Blanca anunciara que israelíes y palestinos iniciarán con su mediación un diálogo indirecto de paz.

Este paso representa "una decisión clara de Israel de rechazar los esfuerzos de paz y de la falta de intención israelí para llevar a cabo intentos serios", indicó el Comité de la Iniciativa Árabe de Paz en un comunicado emitido anoche.

Este comité formado por trece países se reunió en la sede de la organización panárabe en El Cairo y acordó pedir "el cese total (de la construcción de asentamientos israelíes) antes de hablar de negociaciones indirectas o directas".

También aseguró que, en caso de que no se detengan las medidas israelíes de construir nuevas viviendas en territorios palestinos ocupados, "las negociaciones propuestas serán inútiles", y anticipó que se prepara una reunión de ministros árabes de Asuntos Exteriores para adoptar los pasos necesarios.

En declaraciones previas a los periodistas, el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, calificó como inaceptable la decisión israelí y destacó el hecho de que el anuncio se haya realizado durante la visita de Biden a la zona.

"Es un gran torpedo contra EEUU y contra nosotros" (los países árabes), afirmó Musa.

"No creo -añadió- que el presidente Abu Mazen (Mahmud Abás, presidente de la Autoridad Nacional Palestina) esté listo para entrar en cualquier conversación directa o indirecta bajo estas circunstancias".

Asimismo, dijo que los países árabes estaban dispuestos a apoyar estas negociaciones indirectas pero, a partir de ahora "Israel carga con las responsabilidades (...) de torpedear las conversaciones".