Jueves, 11 de Marzo de 2010

Trillo acusa a la izquierda de "buenismo decimonónico"

Acusa el PSOE de pensar que el delincuente "merece más" que la víctima. Pide una pena que sea "la cúspide del rechazo social"

EP ·11/03/2010 - 09:19h

El responsable de Seguridad y Justicia del PP, Federico Trillo, ha criticado la mentalidad que tiene, a su juicio, el PSOE y el conjunto de la izquierda basada en una especie de "'buenismo' correccionalista", una idea que tachó de "decimonónica" al pensar que el delincuente "merece más" que la víctima. Piensan que "el delincuente merece más que la víctima, que es un enfermo social al que hay que tratar muy bien en la cárcel", asegura. Trillo tildó de "decimonónica y antigua" esta mentalidad.

Además, estimó necesaria una pena que sea "como la cúspide del rechazo social" de determinadas conductas, una vez que la pena de muerte ha desaparecido en España.

En declaraciones a RNE, Trillo se refirió a la reforma prevista del Código Penal, que recordó es derivada de un pacto entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, en julio de 2008. En este sentido, consideró necesario modificar el Código en aspectos donde el ordenamiento jurídico español "no tiene una pena capital" y añadió que "al desaparecer la pena de muerte" luego "no hubo una pena que fuera como la cúspide del rechazo social de determinadas conductas".

Terrorismo o agresiones sexuales

 

Entre ellas, citó el terrorismo o las agresiones sexuales con resultado de muerte, así como casos de magnicidio del rey o la reina, de genocidio o delitos de lesa humanidad. Además, recordó la propuesta de los conservadores de dar una mayor protección a los menores frente a las violaciones y pidió contemplar "la utilización" de niños "a través de Internet". "El maltrato a niños iría aparejada de una prisión que iría de 6 a 12 años", sugirió.

En referencia a su petición de aprobar la prisión perpetua revisable, defendió que "prácticamente" todos los países europeos cuentan con ella al defender que si el condenado no cumple unas "duras" condiciones no puede salir de prisión "hasta que manifieste de manera rotunda su voluntad de reinserción, haya satisfecho responsabilidades civiles, se acepte por las víctimas y además el tribunal sancionador considere que ya no es tan impactante la brutalidad del delito cometido".

Además, concluyó que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, "no" le "engaña" porque los jueces y fiscales dicen, al contrario que su Departamento, que "aumentan" los delitos porque "tenemos una situación de penas ineficaz y que no disuade".