Jueves, 11 de Marzo de 2010

Masivo despliegue de seguridad en Bangkok ante manifestaciones por Shinawatra

EFE ·11/03/2010 - 07:57h

EFE - Oficiales de la policía de Tailandia custodian la sede de la Corte Suprema en Bangkok (Tailandia). EFE/Archivo

El Gobierno de Tailandia comenzó hoy a desplegar a unos 50.000 miembros de las fuerzas de seguridad en Bangkok, donde mañana arrancarán varias manifestaciones para respaldar al depuesto ex primer ministro Thaksin Shinawatra.

El viceprimer ministro tailandés, Suthep Thaugsuban, indicó que el despliegue incluirá a 30.000 soldados, 10.000 policías y otros tantos integrantes de grupos paramilitares por si las protestas se tornan violentas.

"Si los manifestantes irrumpen en comisarías de la Policía o cuarteles del Ejército, las fuerzas gubernamentales tienen órdenes de desalojarles de inmediato, pues les consideramos terroristas", añadió Thaugsuban.

El Gobierno ha invocado en Bangkok y seis provincias aledañas la polémica Ley de Seguridad Interna, que permite a los militares intervenir junto a la Policía para dispersar por la fuerza cualquier reunión no autorizada, imponer el toque de queda, bloquear las carreteras o censurar a los medios de comunicación.

Las autoridades quieren evitar así situaciones embarazosas como la ocurrida hace un año, cuando se tuvo que cancelar una reunión de líderes asiáticos en la ciudad de Pattaya después de que seguidores de Shinawatra irrumpieran en el hotel donde se celebraba el evento.

Se han instalado puestos de control a las afueras de Bangkok para registrar todos los coches en busca de armas, especialmente las caravanas de partidarios del ex primer ministro en su feudo del noreste de Tailandia.

Además, el Ejecutivo también ha anunciado que encarcelará, multará y retirará el permiso de trabajo a los inmigrantes birmanos y camboyanos que se sumen a las protestas pagados por los "camisas rojas" de Shinawatra.

Los acólitos del ex líder tailandés tienen previsto reunir a más de medio millón de personas en la capital para protestar contra una reciente sentencia judicial que confiscó la mitad del patrimonio del magnate.

El Tribunal Supremo de Tailandia determinó el origen ilícito de 46.000 millones de bat (1.391 millones de dólares) de la fortuna personal del ex primer ministro, la mitad de la cantidad congelada desde el golpe de estado que le depuso en 2006.

Además, el Supremo también halló culpable a Shinawatra de abuso de poder, ocultación de bienes y causar al Estado pérdidas por valor de 80.000 millones de bat (2.415 millones de dólares), una sentencia que se une a otra similar que en 2008 le condenó a dos años de prisión.