Jueves, 11 de Marzo de 2010

Estados Unidos aprueba una ley para intentar que se condone la deuda a Haití

La Cámara de Representantes aprueba esta medida el mismo día en que René Preval se reunió con Obama

EFE ·11/03/2010 - 02:18h

La Cámara de Representantes de EEUU ha aprobado, a viva voz, una medida para que EEUU utilice su "voz, voto e influencia" para que las instituciones internacionales condonen la deuda de Haití, que supera los 700 millones de dólares.

La aprobación de la iniciativa responde a las necesidades de Haití, el país más pobre del continente americano, tras el terremoto del pasado 12 de enero, y se produjo el mismo día en que el presidente haitiano, René Preval, se reunió con el presidente Barack Obama y líderes del Congreso.

La medida pide que el Departamento del Tesoro instruya a los directos ejecutivos de EEUU ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y otras instituciones internacionales, a que "utilicen la voz, voto e influencia de EEUU para la cancelación plena e inmediata de la deuda de Haití".

"La cancelación de las deudas de Haití a las instituciones financieras multilaterales y otros deudores internacionales permitirá que el Gobierno de Haití utilice sus magros recursos para los esfuerzos clave para la reconstrucción y el desarrollo" en ese país, indicó la medida.

Donaciones en vez de préstamos

La iniciativa, que debe recibir el visto bueno del Senado, también busca fomentar la asistencia directa a Haití a través de donaciones, en vez de préstamos.

Según estadísticas del Departamento del Tesoro citadas en el proyecto de ley, pese a la condonación de una deuda de 1.200 millones de dólares en 2009, Haití aún debe 709 millones de dólares a estas instituciones.

Ese total incluye 447 millones de dólares al BID, 167 millones al FMI, 39 millones al Banco Mundial, y 58 millones al Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola.

Suponiendo que EEUU logre la cancelación de la deuda de Haití, la iniciativa no precisa cómo podrían reponer las instituciones esa cantidad.