Jueves, 11 de Marzo de 2010

El PP declara la guerra fiscal en el Congreso

Salgado considera "el colmo de la hipocresía" la actitud de los conservadores

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·11/03/2010 - 00:30h

EDU PARRA - Rodríguez Zapatero, ayer, en el Congreso.

La "campaña de rebelión" anunciada por Esperanza Aguirre tendrá en el Congreso su escenario de batalla más visible. "La subida del IVA tiene pros, todos para el Gobierno, y contras, todos para los ciudadanos", justificó la portavoz parlamentaria del PP. Para Soraya Sáenz de Santamaría, el incremento de este impuesto que se aplicará a partir del 1 de julio será "la puntilla para el comercio, el turismo y la industria". El hemiciclo sirvió así de altavoz para la declaración de guerra firmada por Esperanza Aguirre. El PP tomó el IVA como munición y colocó en su diana a la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado.

"Cada vez que gobierna el PSOE, suben cuatro cosas: el paro, el déficit, la deuda y el IVA", arremetió la portavoz conservadora. Era el aperitivo parlamentario. El primer plato llegará al Pleno del Congreso la próxima semana, según oficializó la propia Sáenz de Santamaría: "El próximo martes el Grupo Parlamentario Popular traerá a esta Cámara [una proposición para] dejar sin efecto el IVA. Puede usted votar que sí", retó a Salgado.

No lo hará. El PSOE defiende la subida un punto para el tipo reducido y dos para el general aprobada por el Congreso en los Presupuestos para 2010, como herramienta necesaria en la lucha contra el déficit, disparado entre otras razones por la necesidad de atender las necesidades sociales derivadas de la crisis.

"No cesan de hablar de deuda pública", reprochó Salgado al PP, al entender que sus críticas son "el colmo de la hipocresía". La vicepresidenta segunda ejemplificó esta denuncia con dos joyas de la corona del poder conservador: Madrid "el ayuntamiento de España más endeudado", según recordó Salgado y la Comunidad Valenciana, cuya deuda "dobla la media nacional".

"Es el momento de demostrar que creen lo que predican. Pónganse a la cabeza de esa manifestación y reduzcan el déficit allí donde gobiernan", concluyó la responsable económica del Ejecutivo.

"Pocas esperanzas" de pacto

Si sólo un día antes el pretendido pacto de Estado contra la crisis cobró oxígeno al aceptar el Congreso por unanimidad una iniciativa del PP con un espíritu similar a una de las propuestas del Gobierno, la aplicación del IVA reducido para la rehabilitación de viviendas,el duelo entre Santamaría y Salgado sirvió para que la posibilidad de acuerdo diera un paso atrás. La vicepresidenta segunda describió al PP como unos "campeones en decir una cosa y practicar la otra sin ningún complejo".

Traducida esta actitud a la mesa de negociación del pacto, Salgado reconoció tener "pocas esperanzas" de fijar con los conservadores una respuesta común a la crisis si antes no aclaran antes "si les preocupa el interés general o el de su partido".