Miércoles, 10 de Marzo de 2010

El Lyon agiganta la maldición de octavos del Madrid

Los blancos, un desatre en Europa en los últimos seis años

EFE ·10/03/2010 - 23:37h

El Olympique Lyon salió airoso del enfrentamiento contra el Real Madrid, al que apeó de la Liga de Campeones en los octavos de final, una barrera que, por sexta vez consecutiva, continúa insalvable para el conjunto blanco.

Ni siquiera el acicate de acoger la final del torneo más prestigioso de Europa ni el hecho de afrontar el partido de vuelta como local, terminaron con un maleficio que el Real Madrid no puede superar.

La leyenda negra se agiganta para el dominador de la competición. La décima se advierte como una utopía para el rey de la Copa de Europa.

Tal día como este, un 10 de marzo del 2004, el Real Madrid empezó a cavar su reciente leyenda negra. Uno tras otro, el Juventus, el Arsenal, el Bayern Múnich, el Roma y, el pasado curso, el Liverpool, sacaron al equipo español de la competición continental. Rivales de entidad pero que en ningún caso afrontaron el duelo con favoritismo absoluto. Una relación a la que ahora se ha sumado el Lyon, un equipo al que se le resiste el conjunto blanco y que ha espantado sus propios fantasmas. Llevaba tres ediciones seguidas sin alcanzar los cuartos. Ahora ya los tiene.

Sequía

La sequía europea del Madrid está enquistada en el 2002, cuando logró el título en Glasgow. Su decadencia, después, fue paulatina. La temporada siguiente llegó a semifinales. Pero perdió con el Juventus. Al otro año, en el curso 2003-2004, se quedó en los cuartos de final, donde fue inesperadamente superado por el Mónaco, entonces reforzado por el ex madridista Fernando Morientes.

La última vez que pasó de octavos, el año de la novena

Esa fue la última vez en la que el Real Madrid superó los octavos. Después empezó la condena. En el 2005, el Real Madrid dirigido por el brasileño Wanderlei Luxemburgo fue eliminado por el Juventus, que ganó en el estadio de Delle Alpi (2-0), cuando el conjunto blanco se había impuesto en la ida (1-0).

El segundo mazazo, en el 2006, coincidió con un momento convulso en la entidad. Florentino Pérez había dejado de ser presidente poco antes. Y Juan Ramón López Caro llevaba las riendas de la plantilla que se estrelló contra el Arsenal de Thierry Henry y Jose Antonio Reyes. El equipo de Arsene Wenger ganó a domicilio la ida (0-1) y el empate (0-0) fue insuficiente para el Real Madrid.

Vergonzoso 4-0

En el año 2007, el Bayern Múnich relató un nuevo capítulo en las particulares batallas que a lo largo con la historia ha mantenido con el club español. El cuadro madrileño acudió a Alemania sostenido por los alfileres del 3-2. Fue rentable para el Bayern, que ganó por 2-1 para avanzar a cuartos y dejar al margen de la competición a su rival.

La temporada 2008 fue una de las más decepcionantes en esta situación

La temporada 2008 fue una de las más decepcionantes en esta situación. Fue la única que afrontó el Real Madrid con la vuelta como local. Pero perdió los dos partidos, el del Olímpico y el del Bernabeu, por 2-1.

Pero la más sonrojante fue la última, la del pasado ejercicio, en el 2009, cuando el Liverpool destapó todas las carencias del equipo dirigido por Juande Ramos. Venció en Madrid con un gol postrero del israelí Jossi Benayoun y goleó en Anfield (4-0), en una de las noches europeas más duras que ha padecido el madridismo.

Ahora se suma esta. Con todo a favor. Un rival menor y en su propio estadio.

Noticias Relacionadas