Miércoles, 10 de Marzo de 2010

Con Rooney es suficiente

El United se sacude a un insulso Milan en otra exhibición del depredador inglés

E. MARÍN ·10/03/2010 - 23:00h

Rooney se va de Bonera.

El regreso de Beckham al Teatro de los sueños acaparó la atención en los prolegómenos del partido. Ya lo dijo recientemente el otrora emblema de los red devils: "¡Ojalá nunca hubiera dejado el United!". Pero una vez que Old Trafford levantó el telón, y como quiera que Leonardo dejó a Beck-ham en el banquillo, los focos se centraron en la estrella del momento: Rooney.

El ariete inglés, recuperado a tiempo de una lesión que puso seriamente en peligro su comparecencia ante el Milan, se ha desatado como insaciable goleador desde la marcha de Cristiano. Él encarriló la eliminatoria en San Siro con dos goles y la sentenció anoche con otros dos. Treinta suma ya esta temporada el delantero de Liverpool, un argumento que facilita las cosas al Manchester United, con más pegada que fútbol.

Una vez que Rooney estrenó la noche con otro buen gol de cabeza, Ferguson repitió el guión de la ida, dejándose dominar, con su equipo agazapado como un depredador a la espera de sorprender a su indefensa presa. El Milan llevaba la iniciativa, pero no era capaz de sacar provecho de ella. El partido era pastoso tirando a aburrido, impropio de lo que se les supone a dos equipos de esta dimensión.

El segundo gol de Rooney, a excepcional pase de Nani, y un tercero de Park retrataron a un Milan insulso y senil. Sólo entonces salió Beckham y la fiesta en Old Trafford fue completa, con un cuarto tanto obra de Fletcher.