Jueves, 11 de Marzo de 2010

Lula compara con "bandidos" a los disidentes presos en Cuba

"Imagine si los bandidos presos de São Paulo hicieran huelga de hambre por su libertad"

AGENCIAS / D. BASTEIRO ·11/03/2010 - 08:00h

Para el régimen de los hermanos Castro, los presos políticos en huelga de hambre no son tales, sino reos comunes que intentan chantajear al Estado. Para el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, al parecer, también. Una opinión que se desprende de unas declaraciones suyas en las que comparó a los prisioneros de conciencia de la isla con los "bandidos" presos en São Paulo.

"La huelga de hambre no puede ser utilizada como un pretexto de derechos humanos para liberar personas", dijo Lula."Imagine si todos los bandidos que están presos en São Paulo entraran en guerra [huelga] de hambre y pidieran su libertad", aseveró en una entrevista con la agencia Associated Press.

La difusión de estas declaraciones coincidió con una nueva petición de la disidencia cubana, a través de una carta, para que Lula interceda ante el Gobierno de Raúl Castro en favor de los presos políticos y, en especial, del periodista y escritor disidente Guillermo Coco Fariñas, cuyo estado es muy preocupante tras 16 días en huelga de hambre.

Una carta que no fue aceptada en la Embajada de Brasil en La Habana porque llegó sin las preceptivas firmas, según la versión que cuenta la legación brasileña. Hace quince días, Lula hizo una visita a Cuba, que coincidió con la muerte de Orlando Zapata Tamayo, por quien también se había pedido su intermediación. Aunque lamentó la muerte del disidente, Lula mantuvo silencio ante el presidente cubano, Raúl Castro, cuando este definió a Zapata como un "delincuente común".

Mientras tanto, en Bruselas, eurodiputados de todas las ideologías, la Comisión Europea y la presidencia española de la UE pidieron hoy a Cuba que a la muerte de Zapata no siga la de Fariñas. La Eurocámara debatió hoy la resolución que previsiblemente aprobará mañana. El texto condenará la muerte de Zapata y pedirá la liberación de los presos políticos.

200 presos de conciencia

"La muerte de Zapata es un hecho que no debería haberse producido y que no queremos que se produzca otra vez", aseguró Diego López Garrido, secretario de Estado español para la UE.

López Garrido exigió al régimen cubano que se libere a "los 200 presos de conciencia", mientras que el comisario europeo para el Desarrollo, Andris Piebalgs, reconoció su "ira y frustración" por una falta de avances democráticos que Bruselas quiere corregir con "una cooperación política más profunda con Cuba".

La Eurocámara fue más dura y pidió evitar "que el silencio se convierta en complicidad con los liberticidas", en palabras de Luis Yáñez, diputado socialista. El Partido Popular, por su parte, reclamó el mantenimiento de la "honorable y coherente posición vomún" de los 27 contra Cuba, en palabras de José Ignacio Salafranca.

El documento, que impide un refuerzo de las relaciones con la UE, "no es tan común", en palabras de la eurodiputada socialista María Muñiz, que recordó que varios países mantienen relaciones plenas ante un "bloqueo del diálogo que es una extravagancia".