Miércoles, 10 de Marzo de 2010

El Comité de Empresa de la Diputación avisa de que no tolerará ninguna represalia en el MuVIM

EFE ·10/03/2010 - 11:32h

EFE - Un montador ultima la exposición "Fragments d´un any" que se inaugurá mañana en la galería Tomas March tras ser descolgada el pasado viernes del Museo Valenciano de la Ilustración y Modernidad (MuVIM) por decisión del diputado de Cultura de la Diputación de Valencia.

La Junta de Personal y el Comité de Empresa de la Diputación de Valencia ha advertido hoy de no tolerará "ningún tipo de represalia directa o indirecta" hacia los trabajadores del Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM) tras la censura en la exposición "Fragments d'un any".

La comisión permanente de ambos órganos laborales, reunida ayer de urgencia, ha respaldado así a los trabajadores del museo que han condenado desde el pasado viernes la retirada, por parte de la Diputación, de las diez fotos de temática política en la citada muestra, y apoyado al ya ex director del centro Román de la Calle, así como al equipo de trabajo de la exposición.

En un comunicado, la comisión advierte "expresamente" de que los sindicatos representados en la Diputación no tolerarán ningún tipo de "represalia directa o indirecta hacia ellos, que cumplen con su deber como empleados y empleadas públicos, con profesionalidad e independencia", como tampoco "cualquier intento de modificar la programación museística prevista para los próximos dos años".

Ello supondría, en su opinión, "una actuación caciquil que echaría por tierra el trabajo de muchos compañeros y compañeras realizado durante mucho tiempo".

Asimismo, achaca directamente al equipo de gobierno de la Diputación de Valencia, presidida por Alfonso Rus (PP), la censura de la exposición organizada por séptimo año consecutivo por la Unió de Periodistes Valencians por haber supuesto "un ataque a la libertad de expresión y a la democracia, que vulnera los principios constitucionales que deben informar la actuación de todos, pero especialmente de los responsables políticos".

En el comunicado se expresa también su apoyo a De la Calle y al hecho de haber dimitido "por dignidad profesional y personal en un acto valiente, que ha contado con el apoyo de innumerables organizaciones de todos los ámbitos" en una decisión que, a su juicio, "contrasta con el silencio de los verdaderos responsables de la censura de la exposición".

"Esperamos -añade la comisión permanente- que hechos como éste no vuelvan a producirse. La arrogancia con la que se ha actuado nos hace sentirnos agredidos a todo el personal de la Diputación como se ha agredido al personal del MuVIM".

"Todos somos Román de la Calle", finaliza el comunicado para solidarizarse plenamente con el también presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos y catedrático de Estética de la Universitat de València, quien ayer recibió el apoyo de cientos de personas en una concentración a las puertas del MuVIM.