Miércoles, 10 de Marzo de 2010

Directores de museos consideran una "intromisión inaceptable de políticos" la censura en el MuVIM

EFE ·10/03/2010 - 11:32h

EFE - Un montador ultima la exposición "Fragments d´un any" que se inaugurá mañana en la galería Tomas March tras ser descolgada el pasado viernes del Museo Valenciano de la Ilustración y Modernidad (MuVIM) por decisión del diputado de Cultura de la Diputación de Valencia.

La Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España (ADACE) ha calificado de "intromisión inaceptable de los responsables políticos" la censura de la exposición "Fragments d'un any" en el MuVIM de Valencia y que ha provocado la dimisión de su director, Román de la Calle.

En un comunicado hecho público hoy, fuentes de esta asociación, que reúne a 31 directores de los Museos públicos y centros de arte contemporáneo más importantes de España, han alertado de la "enorme y creciente preocupación" en el sector de artes visuales en la Comunitat por "el retroceso en la gestión democrática y en la profesionalización de las instituciones públicas culturales".

"Esta semana ha ocurrido un hecho gravísimo de censura en el MuVIM, que supone una intromisión inaceptable de los responsables políticos en la gestión de un museo perteneciente a la Diputación de Valencia y que ha provocado la dimisión de su director, Román de la Calle, quien al frente del museo en los últimos seis años lo había convertido en un referente ciudadano", ha señalado.

ADACE ha advertido de que "mientras la vida de un buen número de instituciones artísticas de comunidades como Madrid, Galicia, Castilla-León, Cataluña o más recientemente Andalucía, han iniciado un proceso de normalización tras la aprobación por parte del sector artístico y del Ministerio de Cultura del documento de Buenas Prácticas, la Comunidad Valenciana parece ignorarlo".

Según han denunciado, los dirigentes valencianos "han provocado la dimisión del director de un museo al vulnerar el derecho a la libertad de expresión y la necesaria independencia y autonomía de criterio con la que un profesional al frente de una institución artística debe contar".

"A esto se añade la pérdida de prestigio y presencia de instituciones artísticas como el IVAM, en otro tiempo referente nacional e internacional, y que en la actualidad está regida por personas ajenas al mundo del arte que no han sabido potenciar la institución, o el vacío en la dirección del Museo de Bellas Artes", han agregado.

Por ello, ADACE "se ha solidarizado con Román de la Calle y todo el equipo del MuVIM" y ha exigido a los responsables políticos de la Comunitat que "asuman las recomendaciones del documento de Buenas Prácticas", para "evitar futuras injerencias políticas en las instituciones artísticas".

A juicio de la asociación de directores de museos, estas intromisiones "no hacen sino debilitarlas y desprestigiarlas ante la ciudadanía".

Según han señalado, el documento de Buenas Prácticas reclama, entre otros asuntos, "la autonomía e independencia de los centros de arte del poder político, el respeto a sus órganos de gobierno, la no injerencia en la vida de la institución y la implantación de concursos para la selección del personal directivo de los mismos".