Miércoles, 10 de Marzo de 2010

Berlusconi tilda a la izquierda italiana de "soviética" y "antidemocrática"

El cavaliere culpa a los Radicales de la exclusión de su partido en las elecciones regionales en el Lazio

PUBLICO. ES/ EUROPA PRESS ·10/03/2010 - 16:49h

Berlusconi, durante la rueda de prensa en Roma. EFE

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, ha calificado a la izquierda italiana de "soviética", "antidemocrática" y "mezquina", acusándola de haber provocado la exclusión de su partido de las elecciones regionales en el Lazio (cuya capital es Roma).

La Justicia italiana decidió ayer excluir nuevamente al Pueblo de la Libertad (PDL) de las elecciones regionales a causa de las irregularidades burocráticas cometidas en la presentación de la lista electoral. Berlusconi, sin embargo, niega cualquier responsabilidad y culpa directamente a la izquierda, especialmente a los Radicales, a quienes acusó de haber obstaculizado la presentación de las listas del PDL.

"En lo que ha ocurrido no ha habido ninguna responsabilidad por parte de nuestros dirigentes y funcionarios", sino que todo se debe al "griterío" generado por los Radicales sobre la presunta irregularidad de las listas del PDL, que "obligó" a quienes se disponían a presentar las listas a alejarse del tribunal, lo que les hizo perder tiempo y, por lo tanto, presentar las listas fuera del plazo previsto, según la versión del primer ministro.

Se trata de "una izquierda soviética que quería ir sola a las elecciones", aseguró Berlusconi, quien a pesar de todo se mostró confiado en que su partido demostrará "que puede prevalecer por encima de los maleficios, la deslealtad, las posturas antidemocráticas". Asimismo, el primer ministro confirmó que su partido se manifestará en las calles de Roma el próximo 20 de marzo para "defender el derecho a voto" de los ciudadanos.

Enfrentamientos con la prensa

Berlusconi hizo estas declaraciones en la sede romana de su partido durante una acalorada rueda de prensa que terminó con un enfrentamiento verbal entre el jefe del Ejecutivo y uno de los asistentes, supuestamente periodista, que le interrumpió en varias ocasiones.

"Usted no está siendo sólo vulgar sino también ridículo", le dijo Berlusconi al contestatario, que también mantuvo una encendida discusión con el ministro de Defensa, Ignazio La Russa, al final de la rueda de prensa.

Antes de dar por terminada la conferencia, Berlusconi dijo conocer por qué el hombre estaba "tan enfadado". Es porque, según aseguró,  "cuando por la mañana se mira al espejo, ya se ha fastidiado el día", bromeó.

Noticias Relacionadas