Viernes, 12 de Marzo de 2010

Nace la Ruta de la Sal para relanzar 13 salinas europeas

Un proyecto europeo pretende poner en marcha la Ruta de la Sal Tradicional del Eje Atlántico con el objetivo de impulsar el turismo en las trece salinas de cuatro países que forman parte de este proyecto.

PÚBLICO ·12/03/2010 - 09:41h

Turismo de Álava - El valle salado de Salinas de Añana, declarado Monumento Nacional en 1984 y Bien de Interés Cultural en 1990, está formado por más de 5.000 eras, plataformas sobre las que se vierte el agua salada

El proyecto se denomina concretamente Ecoturismo en salinas del Atlántico: una estrategia de desarrollo integral y sostenible-Ecosal Atlantis y forma parte del programa de cooperación de Espacio Atlántico de fondos de la Unión Europea. De momento agrupa a lugares de España, Reino Unido, Portugal y Francia.

Además de la recuperación de las salinas, otro de los objetivos del proyecto es lograr que el Consejo de Europa otorgue un reconocimiento a esta ruta para su incorporación a circuitos internacionales. El objetivo final es el desarrollo del turismo en zonas salineras mediante un itinerario basado en el patrimonio salinero, cultural y natural.

La institución foral alavesa es la principal impulsora de este proyecto en el que está incluido el valle salado de Salinas de Añana, situado a unos cincuenta kilómetros de Vitoria. Esta iniciativa impulsará la recuperación integral del valle salado alavés, unas instalaciones deterioradas que la Diputación pretende recuperar a través de varias acciones recogidas en la Fundación que se ha creado recientemente para su regeneración patrimonial, medioambiental y turística.

Uno de los objetivos de la Fundación es la comercialización, a partir del próximo verano, de la sal que se extrae de las instalaciones de Salinas de Añana.

El valle salado de Salinas de Añana, declarado Monumento Nacional en 1984 y Bien de Interés Cultural en 1990, está formado por más de 5.000 eras, plataformas sobre las que se vierte la muera (agua salada) para la obtención de sal por evaporación solar.

Entre las salinas españolas que se incluyen en la ruta figuran, además del valle salado de Salinas de Añana, las situadas en Huelva, Cádiz y Sevilla.