Miércoles, 10 de Marzo de 2010

El CGPJ dice ahora que no quiso atacar al Gobierno

Gabriela Bravo, portavoz del GPJ, asegura que la petición de respeto no fue una "respuesta" a Zapatero

A. G. ·10/03/2010 - 11:48h

Gabriela Bravo, portavoz del CGPJ.

Dos días después de difundir una nota unánimemente interpretada como un ataque al Gobierno por defender al juez Baltasar Garzón, sobre quien pesan tres querellas, el Poder Judicial sostuvo ayer que esa interpretación fue errónea. El comunicado, aseguró en un acto público la portavoz del Consejo General de Poder Judicial (CGPJ), Gabriela Bravo, no fue "la respuesta a las manifestaciones del presidente del Gobierno", quien el domingo había elogiado a Garzón por su valentía contra ETA. Hablar "bien" de un juez aduce Bravo "no constituye ninguna injerencia en la actuación judicial".

La nota del CGPJ hacía a los "responsables políticos" destinatarios de su exigencia de "máximo respeto" a la independencia judicial. El comunicado vio la luz al comienzo de una semana precedida por una avalancha de declaraciones en favor de Garzón, contra quien el Supremo ha admitido tres querellas: una de Falange, otra de un presunto corrupto del caso Gürtel y una tercera del abogado José Luis Mazón, que ya denunció a Aznar. Antes que Zapatero, tres ministros los de Interior, Justicia y Fomento se habían pronunciado sobre el asunto. Y lo hicieron para cuestionar que el Supremo haya permitido personarse al principal imputado del caso Gürtel, Francisco Correa, en la querella por prevaricación por las escuchaspoliciales en prisión.

"Hablar bien de un juez no constituye ninguna injerencia", precisa Bravo

Ayer, Bravo contó sin precisiones qué pretendía el Poder Judicial al lanzar su nota: "Salir al paso de ese ambiente de crítica sistemática directa a la propia institución a través de artículos de opinión, entrevistas y manifestaciones".

Trillo, también contra Bravo

Desde el estallido de la Gürtel, el PP ha atacado a Garzón desde todos los flancos como instructor del mayor caso de corrupción destapado en sus filas. Hasta ahora, el CGPJ no ha emitido ninguna nota de reproche a los conservadores, que ayer incluyeron a la propia Gabriela Bravo entre sus objetivos. El ex ministro Federico Trillo cree que la portavoz del CGPJ ha cometido una "injerencia intolerable" en el poder legislativo al pronunciarse contra la cadena perpetua.

Sostiene que el CGPJ buscaba salir al paso del clima de "crítica sistemática"

El Consejo tampoco ha reprochado al PP que apoye públicamente la imputación de Garzón, como hizo ayer Esperanza Aguirre, quien "comprende" la querella por las escuchas. Ahora, el órgano de gobierno de los jueces haconcentrado sus esfuerzos en decidir, por la vía rápida, si suspende a Baltasar Garzón. En contra de su propia doctrina no esperará a conocer si las imputaciones quedanarchivadas o derivan en un procesamiento.

Garzón ha recusado a tres vocales del Consejo alegando enemistad manifiesta. Ahora, el abogado José Luis Mazón recusa a otros tres. Mazón, que acusa a Garzón de haber cobrado unos cursos patrocinados por el Santander, entiende que los José Manuel Gómez Benítez, Pío Aguirre Zamorano y Miguel Carmona Ruano mantienen una "amistad estrecha" con el juez.

Mientras, los apoyos a Garzón siguen llegando. Ayer, Izquierda Unida remitió a todos sus grupos municipales una moción de apoyo al juez. La coalición pretende que los ayuntamientos aprueben la iniciativa como signo de "solidaridad" con el magistrado de la Audiencia Nacional.