Miércoles, 10 de Marzo de 2010

La mitad de la ayuda a Somalia se queda por el camino

Un informe denuncia la corrupción del Programa Mundial de Alimentos. También acusa al Gobierno de vender visados a los piratas

PÚBLICO.ES ·10/03/2010 - 09:55h

Las labores de protección de los Gobiernos de la UE en aguas somalíes se ve amenazada por informes como éste, que demuestran la corrupción institucionalizada en el país. AFP

La situación en Somalia se le ha ido de las manos a la ONU. El diario The New York Times se hizo ayer con un informe de la propia Organización que alerta de que al menos la mitad de la ayuda humanitaria está siendo desviada.

Sus destinatarios son contratistas corruptos que la venden al mejor postor, grupos islamistas y hasta los propios cooperantes de Naciones Unidas. El documento asegura además que el Gobierno somalí colabora con los piratas y les proporciona visados para viajar a Europa.

La situación es tal que el informe recomienda al secretario general, Ban Ki Moon, la apertura de una investigación interna inmediata para aclarar lo ocurrido. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) es responsable del reparto de la ayuda humanitaria en Somalia y en el informe no sale bien parado.

El documento asegura que el organismo de la ONU - al que se destinan 485 millones de dólares para paliar el hambruna de 2,5 millones de personas- es el responsable del saqueo y la colaboración con cárteles corruptos de distribuidores en todo el país. 

En el documento se califica el PMA como un organismo descompuesto. “Algunos recursos humanitarios, sobre todo comida, han sido destinados a los militares” y una "puñado de contratistas somalíes han organizado un cartel que se ha convertido en traficantes de poder [algunos de ellos canalizan sus beneficios o la ayuda en sí a grupos y milicias opuestas al Gobierno]", dice.

El documento acusa al Gobierno somalí de vender visados a los piratas por 10.000 dólares

Visados al mejor postor

El informe acusa también a las autoridades somalíes de enviar piratas a Europa en comitivas oficiales del Gobierno."Ministros somalíes, miembros del Parlamento, diplomáticos y agentes freelance han convertido el acceso a los visados en un negocio en alza, al que sólo puede tener alcance los piratas", dice un extracto en el que se asegura que los pasaportes costarían entre 10.000 y 15.000 dólares.

Tanto el Gobierno somalí como el PMA han negado la información. Las autoridades de Somalia dicen que la expedición de pasaportes a los piratas no es un hecho generalizado, mientras que el programa de Naciones Unidas esperó a hacer una declaración hasta que se presente de manera oficial el estudio la semana que viene.

Independencia de los informes anteriores 

EEUU está retrasando el envío de ayuda por los constantes rumores sobre la corrupción en el reparto

El texto aparece, según el New York Times, justo cuando el Gobierno somalí prepara una gran ofensiva para recuperar la capital, Mogadiscio, de los islamistas asociados a Al Qaeda. Pero el informe también sostiene que esa batalla no tiene nigún sentido. Afirma que las fuerzas de seguridad "son inefectivas, están desorganizadas y son corruptas" ya que se enriquecen con los negocios de la guerra.

Según el diario, los autores del informe han recibido amenazas de muerte y Naciones Unidas los ha trasladado a Kenia recientemente por motivos de seguridad.

Los constantes rumores sobre el reparto de la ayuda humanitaria en Somalia han provocado situaciones como que EEUU retrase constantemente el envío de nuevos cargamentos.

La investigación se cuestiona también hasta qué punto han sido elaborados de manera independiente los informes anteriores.