Miércoles, 10 de Marzo de 2010

Pasar por encima de todo

Gran parte del éxito o el fracaso del segundo proyecto de Florentino se concentra en el partido de esta noche ante el Lyon. Guti se presenta al duelo como el jugador primordial para que el Madrid imponga su fútbol

L. J. MOÑINO / H. JIMÉNEZ ·10/03/2010 - 15:30h

Pellegrini charla con sus jugadores en el entrenamiento de ayer en Valdebebas. - EFE

"El Real Madrid ama la Champions sobre todas las cosas", dijo recientemente Florentino Pérez. Y el Madrid debe pasar esta noche la eliminatoria ante el Lyon por encima de todas las cosas. Porque la final es en el Bernabéu, porque el Barça también está en la pelea, porque el puesto de Pellegrini está muy ligado al éxito en esta competición, aunque él despeje largo ante el agobio mediático: "No me coloco en situaciones negativas antes de que se produzcan". Tampoco en la situación más extrema de una eliminatoria: "No hemos ensayado penaltis, nunca lo he hecho".

El duelo también es vital para el madridismo, que no podría digerir la sexta eliminación consecutiva en octavos de final. La vieja Copa de Europa, sobre la que el Madrid ha construido su leyenda, enjuicia los cimientos del proyecto de retorno de Florentino Pérez. Los 254 millones de euros invertidos en fichajes quedarán desparramados esta noche sobre el tapete que es el césped del Bernabéu. Un partido a todo o nada.

La megalomanía que envuelve al club le hace caminar sin red ahora que llega el momento de empezar a concretar el título de los títulos. La política de expansión de la marca Real Madrid genera que la derrota pueda ser tan o más mediática que la victoria. El fracaso generaría un terremoto. El éxito, sólo la continuidad del reto.

"Tenemos que pasar por prestigio, lo necesitamos"

Al Madrid le esperan un final de temporada tan atractivo como agobiante. "Tenemos que pasar por prestigio, lo necesitamos. Son dos meses sin tregua, ojalá pasemos, pero lo que nos queda es tremendo. Todos los jugadores van a ser necesarios", reconoció ayer Butragueño, director de relaciones institucionales.

La buena noticia para el Madrid dentro de ese ambiente de exigencia brutal que envuelve al partido y al equipo es que llega convencido y en su mejor pico de fútbol. Lo comandará Guti. Para él también es una prueba. Pocas veces en su carrera ha llegado a un partido grande de Copa de Europa señalado como el futbolista primordial del Madrid. 254 millones después, el estilo y el camino los marca el.

La baja de Xabi Alonso obliga a Pellegrini a diseñar un centro del campo con el que se ha atrevido muy poco. Siempre ha preferido un picapedrero, Lass o Diarrá, al lado de Xabi. Hoy jugará con el francés como único pivote con Guti, Kaká y Granero por delante. A este último, Pellegrini lo reservó ante el Sevilla porque hoy le exige kilómetros. Tiene que formar parte del equilibrio que impida al Lyon generar un gol a la contra.

La trascendencia del choque también la ha entendido Ramos

Esto obligaría al Madrid a sumar tres goles ante un equipo que no encaja uno en Liga desde el 31 de enero, seis partidos. Van der Vaart no está para 90 minutos, tal y como le comunicó el club a Pellegrini, y este le reserva el papel de reactivo. La trascendencia del choque también la ha entendido Ramos, que jugará pese al uñero que lo castiga.

Si el Madrid llega reforzado por su fútbol, el Lyon, por la solidez adquirida. Ha recobrado ese aire de equipo metálico que acostumbra a dejar en evidencia al Madrid. Y ha trabajado la estrategia, consciente de que un detalle puede ser tan trascendente como 254 millones de euros.

Noticias Relacionadas