Miércoles, 10 de Marzo de 2010

Casi la mitad del Gobierno tiene un plan de pensiones

Siete ministros han contratado un sistema privado para su jubilación. El presidente y tres más dicen no tenerlo

ANA REQUENA ·10/03/2010 - 09:50h

EFE - María Teresa Fernández de la Vega, tras la reunión del Consejo de Ministros.

Después de que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, aconsejara el martes contratar planes de pensiones privados y de que él mismo admitiera que tiene uno, la cascada de reacciones no ha cesado. Siete ministros reconocieron ayer tener contratado un plan privado para complementar su jubilación. El presidente Zapatero y tres miembros de su gabinete dicen no tenerlo, y otros seis se negaron a proporcionar el dato. En el caso del titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, fue imposible obtener la información por encontrarse de viaje fuera de España.

"Cualquier persona está en su legítimo derecho de hacerse un plan", dijo la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández De la Vega, que afirmó tener uno contratado. No es la única: las ministras de Vivienda y de Medio Rural y Marino, Beatriz Corredor y Elena Espinosa, así como el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, y los titulares de Industria, Miguel Sebastián, y Defensa, Carme Chacón, también dijeron tener contratado un plan privado. Entre los que no, el propio presidente del Gobierno, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, y la titular de Sanidad, Trinidad Jiménez, que dijo estar "encantada" sin un plan privado, aunque le parece bien que los ciudadanos que lo consideren oportuno lo tengan porque "son formas de ahorrar y cada ciudadano tiene derecho a plantearse su futuro como lo desee".

Salgado afirma que no lo necesita porque cotiza desde los 22 años

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, fue más drástica y dijo que no necesita un plan privado porque cotiza a la Seguridad Social desde los 22 años, un dato que, por otro lado, no influiría hoy en día en su prestación, ya que actualmente las pensiones se calculan con los últimos 15 años de vida laboral.

El ministro de Fomento, José Blanco, evitó pronunciarse al respecto porque dijo que cada ciudadano "decide sobre la forma en que ahorra". Tampoco quisieron dar información el titular de Educación, Ángel Gabilondo, que señaló que se trata de una opción privada, ni la ministra de Ciencia, Cristina Garmendia. La titular de Igualdad, Bibiana Aído; la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, y el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, evitaron asimismo el asunto.

Entre los principales dirigentes parlamentarios, la mayoría de los consultados dijeron tener un plan de pensiones privado. El presidente del PP, Mariano Rajoy, es una de las excepciones. De cualquier manera, todos los diputados y senadores, por el hecho de serlo, así como el personal que trabaja en ambas cámaras, son beneficiarios del Plan de Previsión Social, que equivale a un plan de pensiones privado y que gestiona el BBVA, informa Miguel Ángel Marfull.

Las aseguradoras y los fondos de pensiones apoyan el consejo de Corbacho

Las Cortes aportan al plan de cada uno de ellos mensualmente 313 euros mensuales. Cada beneficiario puede completar esa cantidad con sus propias aportaciones si lo considera conveniente.

El portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, se mostró muy crítico y calificó de "impresentable" que Corbacho invite a los ciudadanos al sistema privado en lugar de hacer que confíen en el público. El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, pidió al Gobierno que no genere "más alarma social" y defendió que las pensiones "están garantizadas". En parecidos términos se pronunció el secretario de organización de UGT, Toni Ferrer.

Los que por descontado mostraron su satisfacción con la recomendación de Corbacho fueron Unespa e Inverco, las patronales de las compañías aseguradoras y los fondos de pensiones.

Sistema mixto

Por otra parte, el Instituto de Empresa Familia lanzó ayer una batería de propuestas para reformar el sistema de pensiones y el mercado laboral. Aplaude la subida de la edad de jubilación y apuesta porque la base para calcular las pensiones sea toda la vida laboral, una idea que el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, desechó el martes.

Las empresas familiares juzgan oportuno crear un sistema de pensiones mixto. Este "sistema de ahorro personal" consistiría en que cada trabajador decidiera voluntariamente pagar tres puntos más de cotizaciones a la Seguridad Social para complementar su pensión.

Noticias Relacionadas