Miércoles, 10 de Marzo de 2010

El Gobierno acude en auxilio de Andalucía

Sufragará el 50% de las obras para reparar los daños ocasionados por el temporal

PÚBLICO ·10/03/2010 - 00:05h

El Gobierno central y la Junta de Andalucía acordaron ayer, en una reunión en la que participó una nutrida representación de los dos ejecutivos y que duró algo más de dos horas, la puesta en marcha de un plan urgente de actuaciones para reparar los daños causados por el temporal que barre Andalucía desde mediados de diciembre pasado. Se abordarán los daños en las infraestructuras, en las playas y en los equipamientos (colegios, centros de salud...).

Tras el encuentro, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmaron que las lluvias no tienen precedente histórico. Desde mediados de diciembre hasta marzo, han caído en Andalucía de media 764 litros, un 150% más de lo habitual, con picos en algunas zonas superiores al 200%. El agua embalsada ha pasado de 3.800 hectómetros cúbicos en diciembre a superar los 10.000. Y se han desembalsado 5.800 hectómetros. El Gobierno, según Griñán, sufragará el 50% del coste de las reparaciones.

700 casas desalojadas

Desde diciembre, 70 municipios se vieron afectados por desbordamientos o inundaciones y más de 2.000 personas de 700 viviendas fueron desa-lojadas. Los desperfectos en viviendas y empresas se cubrirán con las ayudas previstas en un decreto de 2005 para este tipo de catástrofes.

El jueves, se publicará en el BOE una ley de ayudas complementaria al citado decreto y el Consejo de Ministros del viernes aprobará un listado de todas las actuaciones del Estado en Andalucía.

Sólo en las carreteras de la red autonómica, los arreglos costarán más de 205 millones

Sólo en las carreteras de la red autonómica, los arreglos costarán más de 205 millones, manifestó el presidente andaluz. De un total de 473 carreteras que conforman la red autonómica, se han visto afectadas 253, el 53%. Además, la mayoría de caminos rurales, más de 50.000 kilómetros, también ha sufrido desperfectos.

El plan incluye también ampliable a Extremadura una reducción de los jornales necesarios para acceder al subsidio agrario en las zonas afectadas por el temporal y el aplazamiento de las aportaciones a la Seguridad Social de los trabajadores agrícolas.

La reducción de la producción en casi todos los cultivos ha llevado aparejada una sensible incidencia en el número de jornales. Se calcula que se han perdido un 11% del total. Asimismo, se abrirá la posibilidad a los ayuntamientos que lo deseen de destinar las ayudas del Fondo Local a reparar los daños del temporal. Pese a todos los daños, Griñán opinó que las infraestructuras "han respondido mejor de lo esperado".