Martes, 9 de Marzo de 2010

La ley anti P2P de Francia aumenta la "piratería" un 3%

Un estudio muestra que la industria cultural podría perder el 27% de sus clientes en Internet

MANUEL ANSEDE ·09/03/2010 - 20:26h

El ministro Frédéric Mitterrand, en una feria de música en Cannes, el 24 de enero. AFP

Hace tres meses, el ministro francés de Cultura, Frédéric Mitterrand, sacó pecho con su ley anti P2P, que prevé cortar la conexión a Internet a los usuarios que se descarguen sin pagar contenidos protegidos, y presumió de que ha impulsado a otros países europeos a reforzar "la protección de la propiedad intelectual y el desarrollo de la oferta legal en Internet". Sin embargo, Francia podría estar exportando un modelo inútil y, paradójicamente, nocivo para la industria cultural, principal defensora de la llamada ley Hadopi.

Un estudio de un grupo de economistas de la Universidad de Rennes ha mostrado que la ley, adoptada por la Asamblea Nacional el 15 de septiembre de 2009, no sólo no ha disminuido el número de los denominados por el Gobierno "piratas", sino que la cifra ha aumentado un 3%. Además, el trabajo, basado en una encuesta telefónica realizada a 2.000 ciudadanos a finales de 2009, subraya que la ley Hadopi podría eliminar el 27% de los compradores de música y vídeos por Internet.

"Ya está obsoleta"

El profesor de Economía Thierry Pénard, uno de los autores del estudio, explica que sólo un 15% de los internautas ha abandonado las redes de intercambio P2P, como eMule, desde la adopción de la ley Hadopi. No obstante, el problema es que dos terceras partes de estos usuarios lo único que han hecho ha sido emigrar a otras prácticas no cubiertas por la ley de Sarkozy, como las páginas de streaming (en las que se puede ver o escuchar un archivo sin necesidad de descargarlo, como en Youtube) o de almacenamiento de archivos, como Megaupload o Rapidshare. "De momento, la ley Hadopi no tiene el efecto deseado, sólo ha animado a los internautas a pasarse a otras prácticas no perseguidas por la ley. Antes de ponerse en marcha, la ley Hadopi ya está obsoleta", resume Pénard a Público.

El organismo encargado de aplicar la ley, bautizado con el pomposo nombre de "Alta Autoridad para la difusión de las obras y la protección de los derechos en Internet", comenzará a amenazar por e-mail con la desconexión a los usuarios de páginas P2P a partir del mes que viene. En junio podrían llegar los primeros cortes.

"Una aplicación rápida y brutal de la ley podría terminar con la paradoja de que se corte el acceso a Internet a buena parte de los consumidores de contenidos culturales de pago en la red", advierte Pénard. El 27% de los compradores son usuarios de redes P2P que descargan contenidos, pero también buscan novedades o mejores calidades en las plataformas de pago. Si se les corta la conexión, la industria cultural perderá a la cuarta parte de sus clientes, asegura el estudio.

Para Jérémie Zimmermann, portavoz de La Quadrature du Net, una organización de defensa de los derechos ciudadanos en Internet, este informe no es ninguna sorpresa: "La industria siempre ha ido contra sus mejores clientes. En EEUU, las discográficas decían que la radio iba a matar la música, hasta que se demostró que los radioyentes compraban más discos".

Noticias Relacionadas