Martes, 9 de Marzo de 2010

La Iglesia no quiere cargar con los abusos de otros

El Vaticano recuerda el "tormento" que vive por los casos destapados y se jacta de haber "actuado con rapidez"

PÚBLICO.ES / EFE ·09/03/2010 - 15:57h

La Iglesia católica no está dispuesta a asumir la total responsabilidad en los casos de pederastia .

El Vaticano ha asegurado que acusar sólo a la Iglesia de estos casos es falsear la realidad y ha querido recordar el "tormento" por el que está atravesando la institución eclesiástica tras los escándalos de abusos a menores cometidos por sacerdotes en Alemania, Austria y Holanda.

"Por supuesto que los errores cometidos en las instituciones y por responsables eclesiásticos son particularmente reprobables, pero el tema es mucho más amplio y concentrar las acusaciones sólo contra la Iglesia lleva a falsear la perspectiva", aseguró el portavoz vaticano, Federico Lombardi, quien precisó que "estaría bien preocuparse también de esos casos". 

Y ofreció datos: según Lombardi, las cifras recogidas por las autoridades austriacas registran 17 casos de abusos sexuales a menores cometidos por miembros de la Iglesia, mientras que se dieron otros 510 cometidos en otros ambientes de la sociedad, en el mismo periodo.

Con "decisión y rapidez"

En una nota sobre los casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes en Alemania, Austria y Holanda, que se unen a los ya conocidos en Irlanda y EEUU y que han convulsionado a esas sociedades, Lombardi ha dicho que las conferencias episcopales de las tres naciones europeas han afrontado el problema "con decisión y rapidez" y han dado prueba de "voluntad de transparencia".

No obstante, Lombardi, quien aseguró que en el ámbito canónico el delito sexual contra menores "siempre ha sido considerado como uno entre los más graves", precisó que la Iglesia no prevé penas económicas o de privación de la libertad para los culpables, aunque sí impedirá el ejercicio de ministerio sacerdotal y privación de los derechos eclesiásticos. 

Ante la propuesta de la ministra alemana de Familia y Juventud, Kristina Schroder, de convocar una mesa redonda para tratar sobre los abusos sexuales a menores en centros educativos el próximo 23 de abril, Lombardi dijo que la Iglesia "por supuesto" está dispuesta a participar "y a comprometerse" y que debido a su "dolorosa experiencia" puede dar una útil contribución.

Por último, el portavoz de la Santa Sede exhortó a todos a trabajar para proteger a la infancia y a la juventud, que servirá también para la purificación de la Iglesia, apostilló.