Martes, 9 de Marzo de 2010

Rajoy dice que la censura de fotos no es "competencia" suya

Dimite el director del museo valenciano en el que se eliminaron imágenes de la Gürtel

M. J. GÜEMES / T. G. DE DIOS ·09/03/2010 - 00:30h

Mariano Rajoy no apagó ayer el fuego levantado en la Comunitat Valenciana en los últimos días, después de que la Diputación de Valencia expurgase las fotos de contenido político que formaban parte de la exposición Fragments dun any, la mayoría relacionadas con el caso Gürtel. En un acto en Fuenlabrada (Madrid), se preguntó al líder del PP si apoyaba la censura de las imágenes ordenada por sus compañeros de partido en Valencia. También se le inquirió si le parecía razonable que Franciso Correa, el presunto cabecilla de la Gürtel, pueda acusar al juez que le investigó, Baltasar Garzón: "No tengo nada que decir sobre esos asuntos porque no son competencia mía", comentó lacónico.

Rajoy fue preguntado por la prensa cuando ya se conocía la primera consecuencia grave de la purga de fotos. Ayer, a primera hora de la mañana, dimitió Román de la Calle, director del Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM), la institución que alojaba la exposición Fragments dun any, que contenía las imágenes censuradas.

El líder del PP zanja la retirada de las imágenes con un "no tengo nada que decir"

El ex director del MuVIM envió una carta de siete folios al responsable de Cultura de la Diputación de Valencia, Salvador Enguix, renunciando al cargo "por no querer ser partícipe de ninguna mengua de libertad de expresión". La misiva iba dirigida sin reproches al diputado al que le achaca haber recibido la orden de retirar la muestra "bajo una presión ingente".

En el escrito, De la Calle nombra a Máximo Caturla, vicepresidente tercero de la Diputación, como uno de los responsables de la censura, señalando que era "la primera vez que acudía a las inauguraciones del museo". "¿Azar o cálculo?", se pregunta.

Caturla fue secretario autonómico de Educación en la época que Consuelo Císcar, hoy directora del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), dirigía la política cultural. En los últimos meses el MuVIM había recibido numerosos premios y se acercaba en visitantes, exposiciones y relevancia artística al IVAM, buque insignia de la ciudad.

Leire Pajín exige a los conservadores que pidan disculpas a los valencianos

Petición de dimisiones

La Diputación se limitó a señalar en un comunicado su agradecimiento a De la Calle "por su trayectoria profesional".

Desde el PP valenciano, su secretario general, Antonio Clemente, eludió comprometerse y subrayó que su partido "defiende la libertad de expresión" y que este caso es "una cuestión de la Diputación".

La voz disonante en el PP fue la de la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá. "Quien se compromete con una exposición tiene que mantenerla", indicó. Además añadió que "cuando uno se cree que con el uso de la libertad de expresión se ha podido lesionar algún derecho o alguna libertad, se va a los tribunales". Este, matizó, "no es el caso".

Toda la oposición exigió dimisiones. La portavoz del PSOE en el ayuntamiento, Carmen Alborch, tomó la palabra a la regidora y pidió que sea "coherente" y ofrezca un espacio en la ciudad a las fotos censuradas. IU y Compromís pidieron al presidente de la Diputación, Alfonso Rus, y al diputado Enguix que presenten su renuncia, y criticaron la injerencia del PP en instituciones y organismos públicos.

La secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín, acusó a los dirigentes del PP valenciano de "huir" e "intentar eliminar todo lo que parece que les implica y con eso buscar la impunidad". Pajín exigió a los conservadores que pidan disculpas a los valencianos.

Noticias Relacionadas