Martes, 9 de Marzo de 2010

Los conservadores británicos sacan a sus diputados del armario

David Cameron pretende cambiar el perfil del diputado conservador en un intento de modernizar la imagen del partido

IÑIGO SÁENZ DE UGARTE ·09/03/2010 - 00:30h

Hombre, raza blanca y de clase media alta. David Cameron pretende cambiar el perfil del diputado conservador en un intento de modernizar la imagen del partido y de poner fin a 13 años de oposición. La ampliación de las listas electorales alcanza también a los homosexuales, cuyo número se ha conocido gracias a un dirigente del partido.

Nick Herbert envió al Mail on Sunday una lista con los nombres de 11 candidatos tories (diez hombres y una mujer) que se presentan a las elecciones y que resultan ser homosexuales. En realidad, la cifra total es 20, porque nueve de ellos han preferido no aparecer en ella.

De aquellos cuyo nombre se conoce, tres ya son diputados y otros cinco tienen muchas posibilidades de conseguir el escaño, según los sondeos. "Un partido político debería ser similar al país que representa si aspira a gobernar", dijo Herbert. "Si fuéramos auténticamente representativos, deberíamos tener 99 diputadas, 16 de raza negra o de otras minorías, y diez homosexuales".

Hace unos días, David Cameron concedió una entrevista a la revista gay Attitude para confirmar que las parejas homosexuales que estén en el registro de uniones civiles gozarán de los mismos derechos que los matrimonios. Eso afecta a su promesa de mejorar el tratamiento fiscal de los matrimonios y también a las bajas de maternidad, en el caso de parejas gays que hayan adoptado un niño o que lo tengan por inseminación artificial.

Herbert viajó a EEUU en febrero para dar un discurso, aprobado por Cameron, ante una audiencia del Partido Republicano y ofrecer un mensaje no muy habitual en Washington: el de un conservador partidario de permitir que los homosexuales se alisten en el ejército.