Lunes, 8 de Marzo de 2010

Más de 50 disidentes cubanos presos condenan la muerte de Zapata Tamayo

EFE ·08/03/2010 - 19:48h

EFE - El disidente cubano Guillermo Fariñas habla por celular el pasado jueves 4 de marzo del 2010, en la ciudad de Santa Clara, centro de Cuba. EFE/Archivo

Más de 50 opositores cubanos presos, algunos de ellos excarcelados por su salud pero con la pena pendiente, condenaron hoy la muerte de su compañero Orlando Zapata Tamayo tras una huelga de hambre de 85 días y apoyaron el ayuno que mantiene desde hace 13 el periodista Guillermo Fariñas.

"Condenamos la cruel muerte del mártir Orlando Zapata Tamayo, nuestro compañero de lucha pacifica, humilde joven negro, quien por reclamar sus derechos y los de los demás reos sufrió despiadadas represalias de los carceleros", dijeron en una declaración enviada a la prensa en La Habana.

"Nos conmueve profundamente el sacrificio de Guillermo (Coco) Fariñas al mantenerse en huelga de hambre en demanda de la liberación de quienes estamos más enfermos. Le hemos expresado reiteradamente nuestra preocupación porque esté poniendo su vida en peligro", agregaron.

Los firmantes aseguraron que, si el Gobierno que preside el general Raúl Castro deja morir a Fariñas, "estaría demostrando nuevamente su desprecio total por la justicia y el respeto de los derechos humanos".

"Sería una evidencia más de la impiedad, obstinación e ilimitadas ansias de poder que han llevado la nación al desastre", dijeron los opositores, miembros del grupo de 75 condenados con penas de hasta 28 años de cárcel en la primavera de 2003.

"Ahora que el presidente Raúl Castro ha reconocido la necesidad de cambios estructurales y de conceptos, así como ha expuesto reiteradamente problemas que nosotros habíamos denunciado, resulta mucho más absurda y monstruosa nuestra permanencia en prisión", afirmaron en la carta.

Los opositores reiteraron que no han cometido "ningún delito", pues sólo alertaron "sobre las consecuencias de un sistema disfuncional que ha llevado a Cuba al caos".

"Al cumplirse siete años de nuestros injusto encarcelamiento en inhumanas condiciones de prisión (...) declaramos nuestra firme decisión de continuar nuestra lucha pacífica por alcanzar una Cuba democrática, con justicia social y respeto a los derechos humanos en un marco de reconciliación y solidaridad", dijeron.

Suscriben la declaración 43 presos y 9 excarcelados por razones de salud del grupo de los 75 condenados en la denominada "Primavera Negra", que alertan sobre el riesgo de que se produzcan más muertes de reos porque hay "casos extremadamente preocupantes, que podrían tener un desenlace fatal a corto plazo".