Martes, 9 de Marzo de 2010

Una dolencia renal ataca las guarderías del lince

La enfermedad podría retrasar la reintroducción de la especie en España

MANUEL ANSEDE ·09/03/2010 - 06:00h

La enfermedad afecta a 25 de los 72 linces del programa de cría en cautividad. - EFE

Una misteriosa enfermedad renal podría desbaratar el plan de la Junta de Andalucía para comenzar a reintroducir linces ibéricos a lo largo de este año. En los últimos dos meses, tres ejemplares del felino más amenazado de Europa han muerto a causa de esta patología en las guarderías en las que se cría a los individuos para posteriormente liberarlos en su entorno natural. Hasta la fecha, los responsables de la conservación de la especie, que manejan un presupuesto de 26 millones de euros para el periodo 2006-2011, desconocen el origen y el tratamiento de esta "preocupante" enfermedad, que ya afecta a 25 de los 72 animales del programa de cría en cautividad.

La inesperada gravedad del problema ha cambiado la política informativa de la Junta de Andalucía, que el pasado 1 de diciembre se vanagloriaba de que el número de linces censados en la comunidad ascendía a un "máximo histórico" de 223 ejemplares, pese a que los censos de 1990 hablaban de un millar de ellos. Ayer, tanto el coordinador del programa de reintroducción del lince ibérico, Miguel Angel Simón, como la responsable del programa de cría en cautividad, Astrid Vargas, rechazaron hablar con la prensa.

"Un año pésimo"

No obstante, fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta explicaron a Público que "es dudoso que se cumplan las previsiones de reintroducción si hay un año pésimo para la cría en cautividad". El plan para liberar ocho ejemplares de lince en el entorno del río Guarrizas (Jaén) a lo largo de 2010 "podría retrasarse un año, aunque todavía es pronto para asegurarlo".

La temporada de cría en las guarderías está siendo un desastre

Según datos conocidos este fin de semana, la temporada de cría en las guarderías está siendo un desastre, o "extraña", en palabras de sus responsables. De las 27 hembras reproductoras, sólo ocho han copulado, cuando lo habitual desde 2005, cuando comenzó la reproducción en cautividad, era que todas las hembras hubieran copulado a estas alturas del año. Los encargados del programa culpan a "los días de lluvia registrados durante el periodo de celo", aunque no descartan que "otras variables, como la enfermedad renal crónica, puedan estar influyendo".

Los expertos están desconcertados ante la epidemia. En diciembre, el boletín del programa de cría en cautividad señalaba que "el 69,6% de los linces vivos muestreados, tanto silvestres como cautivos, presentaba signos de enfermedad renal crónica". Sin embargo, un grupo de especialistas anónimos (la Junta no quiere desvelar sus nombres) se reunió el 19 de febrero en Sevilla para analizar los chequeos realizados en los últimos años y constató "que los linces de la población silvestre no padecen enfermedad renal crónica".

La consejería sostiene que los expertos se han vuelto a reunir "estos días" para intentar dilucidar qué se esconde detrás de la peste que amenaza el retorno del lince a la naturaleza.