Lunes, 8 de Marzo de 2010

Retrato de una legislatura de rojo sobre fondo gris

Los efectos de la crisis han devorado la acción del Gobierno ajena a la política económica

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·08/03/2010 - 22:00h

El 9 de marzo de 2008, a las 22.52 de la noche, José Luis Rodríguez Zapatero saludó su segunda victoria electoral en las puertas de la sede socialista de la calle Ferraz. "Hace cuatro años me dijisteis aquí mismo que no os fallara; no lo he olvidado", agradeció a quienes celebraban su triunfo. La crisis era entonces una amenaza. Dos años después, sus números rojos han fagocitado cualquier iniciativa ajena al intento de embridarla.

En el otoño de 2008, una convulsión financiera internacional sin precedentes desplegó toda su voracidad disparando las estadísticas del paro. La amenaza se tornó en alarma. En octubre de ese año, el Ejecutivo comenzó a aplicar la primera sutura a una crisis que desangraba un modelo económico con los pies de ladrillo.

El PSOE destaca que el Gobierno «ha parado el golpe» en estos dos años

La batalla se abrió en cuatro frentes convertidos aún en los ejes de actuación del Ejecutivo ante el problema. Estos cuatro puntos cardinales pasaban por establecer ayudas a las familias hipotecadas y a las empresas sin crédito, respaldar al sistema financiero para garantizar su estabilidad, regenerar el empleo y proteger a los parados y reformar la estructura del modelo productivo para evitar consecuencias desastrosas ante futuras crisis.

Sobre estos raíles, Rodríguez Zapatero presentó en noviembre de 2008 el Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo el Plan E primera gran medida de choque contra la crisis para intentar taponar la hemorragia. Contenida la sangría, el Gobierno anunció un año después, en noviembre de 2009, la macroley de Economía Sostenible para cimentar el inicio de una recuperación que pronostica efectiva a partir del segundo semestre de 2010.

La crisis ha devorado los dos primeros años de la segunda legislatura de Zapatero. Hay vida al margen de la economía ley del aborto, financiación autonómica, cerco a ETA..., pero la recesión se ha extendido como una mancha de aceite para impregnar cada esquina de estos dos años.

Para el PP, ha sido «una legislatura fallida», según González Pons

El mandato empezó en 2008 en un "momento muy difícil", cuando "nadie era capaz de predecir" la profundidad de la crisis. Así prologó este lunes su balance la secretaria de Organización del PSOE. Desde entonces, según Leire Pajín, el Gobierno ha concentrado todos sus esfuerzos en "parar el golpe y atender a las especificidades" de España, ligadas a la "burbuja inmobiliaria".

PP: "Dos años como un siglo"

Su análisis se contrapone al diagnóstico del PP: "Ha sido una legislatura fallida; han pasado dos años que parecen un siglo", describe a Público su vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons. "El Gobierno comenzó por una mentira: que no había crisis; siguió con un engaño: que estábamos mejor preparados que el resto; y alimenta ahora una fantasía: que la crisis pasará", explica. Así las cosas ¿qué cabe esperar de la legislatura? "Un final feliz, que acabe cuanto antes", sentencia González Pons.

"El balance es absolutamente negativo en materia económica y de derechos sociales critica desde IU Gaspar Llamazares; al Gobierno le ha podido una crisis que reconoció tarde y mal".

¿Qué ha sido lo peor? "El presidente del Gobierno, que ha sido manifiestamente incapaz", responde Pere Macias, portavoz adjunto de CiU en el Congreso. "Ha sido la legislatura con la situación económica más difícil de la democracia, la diferencia es que el presidente no ha dado la talla".